Botritis

Especie característica: Botrytis cinerea

En primavera y a principios del otoño, cuando el tiempo es lluvioso, puede aparecer sobre nuestras plantas un moho gris que origina su marchitamiento. Se trata de la peligrosa botritis. En cuanto detectemos los primeros síntomas, hay que actuar rápidamente para que la plaga no se extienda.

El peligroso moho gris que ataca a las plantas, causa y solución

QR Code

¿Qué es la botritis?

La botritis o moho gris es una enfermedad producida por un hongo y caracterizada por la aparición de manchas parduzcas sobre tallos, hojas o capullos. En poco tiempo estas manchas se cubren de una tina pelusilla grisácea y posteriormente la planta se marchita y muere. La más común es la Boirytis cinérea, que ataca los tallos y hojas débiles de las plantas de invernadero. También es frecuente la aparición de ¡ B. paeoniae, que ataca a las plantas en los capullos y a los tallos a nivel del suelo y B. tulipae que aparte de afectar tallos y hojas puede terminar afectando a los bulbos y permanece mucho tiempo infectando el suelo.

¿Cuándo aparece ?

El momento más propicio para la aparición de las botritis es cuando coinciden un tiempo relativamente fresco y una humedad ambiental alta. Estos requisitos se dan sobre todo en primavera y otoño, por lo que en estas épocas es cuando hay que extremar la vigilancia. En invernaderos fríos y cajoneras de semilleros el peligro es constante, y es fundamental aplicar tratamientos preventivos, pues la enfermedad, una vez ha aparecido, se extiende rápidamente.

¿Qué plantas son las más afectadas?

En principio todas aquellas que tengan un denso follaje. Pero rosales, áster, begonias, peonías, tulipanes, fresas, dalias y crisantemos parece que son las más propensas a esta enfermedad.

¿Cómo se previene?

Lo primero que hay que evitar es el emplear tierras que no ofrezcan la suficiente garantía sanitaria y que no estén tratadas contra los hongos. En segundo lugar, hay que impedir que las plantas crezcan demasiado juntas y con tiempo fresco, sobre todo al comienzo de la primavera y a finales del otoño, no es conveniente mojar el follaje mientras se riega.

¿Cómo se combate?

En general, es muy difícil luchar contra este tipo de hongos por su gran resistencia a ios fungicidas. En cuanto se aprecien los primeros síntomas, hay que separar y quemar las plantas dañadas y pulverizar con Captan o Thiram las restantes. Para impedir la introducción de esporas en cultivos es importante rociar las nuevas aportaciones de tierra con Formalina o espolvorear sobre el terreno Quintoceno y rastrillar a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.