Hemerocallis

Familia:
Liliáceas.
Especies comunes:
H. citrina; H. fu Iva;
H. middendorffii; H. minor;
H. nana; H. thunbergii.
Nombre vulgar:
Flor de un día; azucena amarilla;
azucena anteada.

Origen:
Género compuesto por unas 20
especies de plantas vivaces

procedentes de la región que se
extiende desde Europa Central
hasta Asia oriental.

  1. 1 lemerocaUis m ripción:
    Plantas que crecen formando
    grupos densos, con hojas lineares y arqueadas; las flores, de
    aspecto semejante al lirio, tienen
    forma de embudo, poseen
    6

tépalos (pétalos

y sépalos igual

coloreados)

y crecen en
agrupaciones terminales
y

ramificadas. Sus colores son muy
variados según el híbrido de que
se trate

y la época de floración se

extiende entre la primavera
y

el verano.

Cuidados básicos:
Los Hemerocallis se cultivan en
posiciones soleadas

o de

semisombra ligera

y en regiones

con climas suaves

y temperaturas

medias entre los 10°

y 20’ C.
Conviene que los riegos sean
muy abundantes en verano

y algo

más restringidos durante el
invierno. Para mejorar el
crecimiento de la planta hay que
podar ligeramente algunas ramas
después de que se haya
producido la floración.

Suelo

y trasplante:

Pueden cultivarse en cualquier
tipo de suelo, pero
preferentemente en los que sean
ricos en humus

y retengan muy
bien la humedad. La plantación
en el lugar definitivo conviene
efectuarla en otoño

o primavera.

Abonado:
Aunque no suelen precisar
ningún tipo suplementario de
abonado después del que se les
ha proporcionado en el momento
de la plantación, puede
resultarles beneficioso la
aplicación de un fertilizante
mineral líquido disuelto en el
agua de riego. El momento más
apropiado para su aplicación será
durante el período de floración.

Situación:
Los Hemerocallis resultan unas
plantas muy apropiadas para
situarlas en los tugares más
húmedos del jardín, incluso al
borde de estanques

y fuentes.
A

pesar de la bella flor que
producen, no pueden ser
empleadas como plantas para flor
cortada, ya que ésta dura poco.

Plagas

y enfermedades:

Estas liliáceas no precisan de
ningún cuidado especial en este
aspecto, ya que raramente son
atacadas por las plagas
y
enfermedades más comunes.

Consejos útiles:
La multiplicación se puede llevar a cabo por división de la mata en
el momento de la plantación
o
por semillas plantadas en la
época templada siguiente
a la

estación fría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.