Camellia

Familia: Theaceae
Teáceas.
E species comunes:
C, japónica; C reticulata: C. saluensis; C. sasanqua.
Nombre vulgar:
Camelia; rosa del Japón.

QR Code

Origen:
Género que agrupa a 82 especies de arbustos v árboles peren ni folios procedentes de las regiones de Asia oriental, especialmente la India,
China y Japón.
Descripción :
Son arbustos perennifolios de color verde oscuro y crecimiento lento, que en su aspecto general recuerdan a la planta del té, con cuya especie está emparentada. Las flores, simples o dobles, son muy espectaculares y se presentan en diversos colores, desde el blanco nival al rojo puro, o al rosa brillante.
Cuidados básicos:
Originarias de regiones muy frías, estos arbustos requieren para su perfecto desarrollo temperaturas más bien frescas (nunca por encima de los 15° C) y exposiciones sombreadas o semisombreadas. Su resistencia al frío es muy notable llegando a soportar sin dificultad temperaturas del orden de los 10° C bajo cero. El riego se debe efectuar con agua templada y completamente exenta de cal. Durante el invierno hay que mantener una humedad constante hasta finales de julio, época en que se comenzarán a regar con menos frecuencia para permitir el crecimiento del tallo y el desarrollo de las yemas florales.
Suelo:
Para su cultivo se debe emplear una tierra acida de jardín que sea
porosa, a la que convendrá mezclar algo de tierra de brezo, turba o tierra de hojas.
Abonado:
Regularmente desde primeros de diciembre a finales de julio con una solución a base de quelato de hierro. Algunos floricultores recomiendan abonos a base de sulfato amónico (10 gr. de producto en 5 litros de agua) inmediatamente después que termine la floración.
Situación:
En el jardín y en una parte sombreada y fresca. También pueden situarse en un balcón o terraza orientado al norte siempre que no existan corrientes de aire. Sea cual sea e! emplazamiento es fundamental que no existan cambios bruscos de temperatura y que la humedad ambiental sea alta, pues de lo contrario, las hojas se caen y la planta no florece.
Plagas y enfermedades:
Pulgones, cochinillas y diversos ácaros son las plagas más frecuentes. Se combaten a base de productos sistémicos o de contacto.
Consejos útiles:
Si a última hora se observa que los brotes comienzan a marchitarse se puede impedir la pérdida de la flor produciendo un ligero desgarro en la base de cada brote floral y aplicando sobre esta zona unas gotas de ácido giberélico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.