Saltar al contenido

Sustrato para plantas suculentas.

La fórmula simple que necesitan tus plantas crasas la puedes preparar fácilmente.

Elaborar sustrato para plantas suculentas es más sencillo que para cualquier otra planta no crasa. Esto se debe básicamente a que, por su naturaleza, las plantas carnosas son, por lo general, más resistentes y autónomas que el resto de las plantas.

Existen muchas controversias acerca de los componentes y las proporciones que debe conformar el sustrato.

Esto se debe a la falta de conocimiento que prolifera información errónea en la redes sociales, y lo que es mucho peor, a la información infundada que imparten de supuestos sitios de plantas que en realidad carecen de los conocimientos pertinentes.

Por esta razón vamos a despejar toda confusión y duda acerca del sustrato adecuado que puedes preparar para tus plantas suculentas.

Primero, vamos a describir los componentes y las cantidades necesarias para un sustrato equilibrado y óptimo para este tipo de plantas. Y luego despejaremos mitos verdades y mentiras acerca de la fórmulas y preparaciones que se promueven.

Componentes:

1. Nutrientes

2. Aireador

¡Así de simple!, las plantas suculentas solo necesitan de 2 componentes para su desarrollo.

A continuación describiremos cada uno.

Nutrientes

Los nutrientes son los alimentos que la planta necesita para desarrollarse y sobrevivir.

Estos nutrientes se los puede proporciona la tierra de jardín o tierra fértil. En caso que nuestra tierra no sea rica en nutrientes se le podrá añadir humus de lombriz o algún fertilizante específico para plantas suculentas que se adquieren en cualquier vivero.

Aireador

Los arieadores son componentes fundamentales para estas plantas ya que facilitan el drenaje de agua adecuado a fin de prevenir que las raices se pudran y la pñanta muera. Esta finalidad la cumplen elementos tales como la perlita, vermiculita, telgopor granulado (poliestireno) o incluso pequeñas piedras partidas de obra.

Recuerda que siempre que uses maceta para tus plantas estas deben tener agujeros en la base para permitir el drenaje del excedente de agua.

Proporciones

Las parte de los componentes mencionados deben ser 70% de tierra fértil o 50% de tierra ma 20 de humus u otro fertilizante y 30% de aireador a elección.

Mitos verdades y mentiras de ciertos componentes.

Turba

La turba es un compuesto que contribuye a retener la humedad lo que permite que el agua no se seque tan rápido y permanezca por más tiempo en el sustrato. Para las plantas suculentas este componente no es necesario, ya que wstas plantas nonecesitan tanta humedad. De hecho esto puede alentar el crecimiento y la carnosidad de los órganos sucilentos según la especie.

Arena

La arena no contribuye en nada en el sustrato de estas plantas, el único valor que le puede agregar es meramente estético. Este mito surge apartir de la idea de que ciertas plantas suculentas, como los cactus, que se desarrollan en suelos arenosos. Sin embargo, este componente no le aporta nada a la planta ni cumple ninguna función adicional.

Gravilla

La gravilla cumple la misma función de la perlita, vermiculita o las piedritas que hemos mencionado, por lo cual una sola de estas opciones será suficiente. Elige la que esté a tu alcance.

Corteza de pino

La corteza en general es materia orgánica, por lo tanto, esta se descompone y para formar parte de la tierra. Si es corteza de pino esta le dará acidez al sustrato lo cual no es necesario ya que las suculentas necesitan un sustrato con pH neutro. La sugerencia es que no uses corteza porque la planta no la necesita.

Fibra de coco

Este componente no le vendrá mal a tubsuculenta pero no es menester que el sustrato contenga este compinente. Su finalidad es ayudar a que las raíces se desarrollen cómodamente, pero este aspecto está contemplado en el sustrato que hemos sugerido.

Conclusiones

Las plantas suculentas son de facil cultivo y no requieren demasiados cuidados comparado con el resto de las plantas ornamentales. Solo basta con promocionar tierra fertil y garantizar un bien drenaje.

Por cuestiones esteticas puedes decorar la superficie del sustrato con piedras o arena. Evita la corteza o cualquier material que acumule humedad ya que estos pueden facilitar la aparición de hongos.

No olvides cambiar el sustrato según el tamaño de la maceta, no dejando pasar más de 6 meses o bien adicionar fertilizante para mantener y garantizar el suministro que la planta necesita.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies