Manzanilla «Uso medicinal»

PRINCIPIOS ACTIVOS – Aceite esencial, lactonas sesquiterpenicas y flavonoides. Su potencial se encuentra en los capítulos florales.

QR Code

PROPIEDADES

El acción esencial es muy aromático y le confiere acción espasmolítica, carminativa у aperitiva. Además es > соlаgоgа, antiséptica, antiparasitaria y antiinflamatoria.

La manzanilla es una planta originaria de Levante. La medicina la emplea desde muy antiguo; ya en el siglo I de la Era cristiana el célebre Dioscórides recomendaba las flores de manzanilla contra las calenturas intermitentes.

Plinio llamaba a la manzanilla Chamadmelun, nombre formado de las palabras griegas chameri, a tierra y melón, la manzana y frutas similares, por su olor, que recuerda el de algunas manzanas; al olor alude también el nombre de manzanilla, diminutivo de manzana.

Se conocen varias especies botánicas de manzanilla o camamila que abundan en Europa y América. Las más importantes y más empleadas como medicamento son dos : la manzanilla romana o noble, Chamaemelum nobile (antes Antliemis nobilis, L)., manzanilla oficinal de la Farmacopea española, y la manzanilla común de Aragón o de Urgel, Matricaria recutita o Matricaría cliamomilla L., llamada también por el vulgo matricaría, de matrix (matriz) por el uso que de ella se hacía como emenagoga y como antiespasmódica para combatir los accidentes nerviosos producidos por el histerismo; esta especie es la manzanilla oficinal de la Farmacopea alemana. Otra por fin, se conoce r la manzanilla inodora, que se confunde por su aspecto con las especies que acabamos de indicar como carece de aceite esencial no tiene valor en medicina.

En España tiene gran fama la manzanilla aragonesa y la andaluza, que se exportan bien embaladas y a veces sin el menor resto de los pedúnculos.

Propiedades y aplicaciones herbolaria o medicina natural

Flatulencia, malas digestiones, espasmos gastrointestinales,
jaguecas de origen hepatobiliar, dismenorreas, neuralgias. En aplicación tópica en blefaritis, conjuntivitis y limpieza de heridas.

De la manzanilla emplea la medicina únicamente las flores, doladas de un olor aromático muy fino y muy agradable, y sólo las flores se encuentran en el comercio; contienen una esencia de color azulado obscuro que pasa a verde y aun a pardo, por la acción del aire y de la luz.
Las flores de manzanilla están indicadas, para uso interno, como estomacales, tónicas, carminativas, antiespasmódicas y febrífugas, usándose casi siempre en forma de infusión.
Son tan vanadas sus aplicaciones y su acción tan eficaz que, muy pocas substancias análogas aventajan a la manzanilla por sus virtudes medicinales. Sin embargo, a la manzanilla común se le reconocen propiedades emenagogas que parece no tiene la manzanilla romana.

La manzanilla en infusión está indicada contra las digestiones difíciles con pesadez e hinchazón del estómago o del vientre; tomada después de la comida, facilita la digestión y la eliminación de los gases intestinales por su virtud carminativa. Es, asimismo, un excelente remedio contra los espasmos nerviosos.

Durante muchísimos años se usaron las flores de manzanilla, desecadas y pulverizadas, para combatir las fiebres intermitentes, empleándolas en cantidad de diez gramos de polvo al día, divididos en cuatro tomas: una cada cuatro horas.

En los formularios antiguos, anteriores al descubrimiento de la quinina, se preconiza la infusión de manzanilla como antipalúdica. Y a pesar de ser las sales de quinina el específico contra el paludismo, no debe dejar de ensayarse el infuso de esta flor ya que su empleo es de satisfactorio resultado en algunos casos leves.
La manzanilla en general es, pues, un buen remedio interno que suele responder a los efectos a que se destina.

la infusión de flor de manzanilla o té de manzanilla da excelentes resultados contra las inflamaciones de los ojos, ocasionadas, en invierno, por el frío, que irrita el interior del párpado, y en verano, muchas veces, por el polvo de las calles y el que levanta el viento.

Para curar estas inflamaciones debe emplearse el agua de manzanilla algo caliente en la que se empapa un trapito limpio, exprimiéndolo de modo que caiga el agua a gotas, o en chorritos tenues, dentro de los ojos.

Si esta aplicación se hace con un cuentagotas o bañera de cristal, resulta mucho más practica. Es un remedio tan rápido y seguro que, al cabo de algunas aplicaciones, se rebaja la inflamación y se calma el escozor de los ojos. Es recomendable también dejar algún rato un trapito mojado de este infuso sobre los mismos, cuidando de que no se enfríe.
En lavativas, se usa contra las inflamaciones intestinales.

La medicina prescribe a los niños la manzanilla cuando, al salirles los dientes, padecen diarreas. En este caso, produce excelentes efectos la infusión mezclada con leche de vaca en partes iguales, si son amamantados con ella, debilitándola mas o menos, según la edad del niño.

El aceite de manzanilla se usa al exterior, como remedio casero, contra los dolores reumáticos. Se prepara, macerando en aceite de olivas algo caliente una cantidad bastante abundante de aquellas flores; esta mezcla se deja en la misma vasija durante cinco o seis días, agitándola de vez en cuando. Pasado este tiempo, y después de haber permanecido unas 24 horas en completo reposo, se separa por decantación el aceite de la manzanilla.

Este aceite, usado en fricciones, produce buenos efectos contra aquellos dolores, sobre todo si se trata de combatir el reuma inflamatorio, en cuyo caso las fricciones deben hacerse muy suavemente sobre la parte dolorida. Es un remedio muy antiguo y eficaz.

Para terminar, aconsejamos que todas las familias, en su casa, tengan un repuesto de flor de manzanilla. Tomándola después de la comida, en infusión, sola o bien añadiéndole un poco de café o de té, es muy recomendable (sobre todo mezclada con café), a las personas que, por motivos de salud, no pueden hacer uso del mismo; además resulta de sabor muy grato.

Como cosmético, se saca también partido de la manzanilla por la propiedad que tiene de dar al pelo castaño una bonita entonación rubia.

Para este objeto se usa en cocimiento bastante concentrado, siendo la variedad de manzanilla más indicada y más activa la que crece en ciertas montañas de Andalucía, sobre todo de la Sierra Nevada; en general, para este efecto, la acción de la manzanilla es lenta, no obrando hasta pasados algunos días y, a veces, semanas: por lo que se aconseja, si se quiere obtener positivos resultados, la aplicación diaria de trapos mojados con dicho cocimiento sobre el cabello durante un buen rato. Es un excelente tinte y en modo alguno puede dañar ni perjudicar el cuero cabelludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.