Tipos de jardines

A lo largo de la historia el
hombre ha creado multitud de
estilos paisajísticos en el jardín.
Desde el recargado y aritmético
jardín francés, al moderno jardín
ecológico pasando por el sencillo
y espiritual estilo japonés, todos
í han servido para proporcionar
esa sombra y tranquilidad que
tanto se necesita. De todos ellos
vamos a hablar en esta ficha.

¿Cuántos estilos existen?

El número es infinito, casi tantos
como culturas han existido. Los
testimonios más antiguos nos
llegan desde el Antiguo Egipto,
en donde junto a plantas de tipo
hortícola se cultivaban muchos
tipos de plantas ornamentales.
Eran también famosos en la
antigüedad los Jardines de
Babilonia, creados en tiempos de
Nabucodonosor I I y de los que
todos ¡os cronistas de la época
relatan maravillas. Ya en la
antigua Grecia fue apareciendo
un sentido práctico en la
jardinería, pues según Homero,
el jardín clásico constaba de Tres
partes: huerto, viñedo y vergel.
En esta época comienzan a
cultivarse de forma preferente
ciertas especies como la rosa, el
jacinto o tos lirios y el escritor
Varrón nos relata la existencia de
un mercado de flores en el que
se vendían multitud de especies,
que más tarde eran ofrecidas a
los dioses o depositadas en las
tumbas de los antepasados. El
jardín del renacimiento se inspiró
en el modelo griego y romano y
es característico de esta época la
gran profusión de’elementos
ornamentales, como fuentes o
estatuas, junto a las plantas. Sin
embargo, tal vez el estilo que
más ha influido en nuestra
cultura sea el árabe. Con la
aparición de los jardines árabes
ouede decirse que la jardinería
legó a su más alta expresión,
pues este pueblo supo integrar
como ningún otro al jardín, la
fauna v flora natural.
mT
¿Cuál es el más empleado en la
actualidad?
La mayoría de los paisajistas
actuales están optando por un
modelo de jardín que se ha dado
en llamar ecológico, pues intenta
reproducir, en la medida de lo
posible, a la naturaleza. En este
estilo, también denominado
paisajístico, el jardín ha dejado
de ser un escaparate de flores v
árboles para convertirse en un
lugar de esparcimiento en el que
se crean formas y tipos algo
artificiales, pero respetando al
máximo la flora autóctona v la
9
topografía del terreno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.