Tipos de abonos y fertilizantes para las plantas

Abonar, simplemente, es restituir a la tierra, de forma artificial, las sustancias nutritivas que las plantas han consumido. De no hacerlo periódicamente, la tierra se empobrece y, como consecuencia, las plantas crecen raquíticas o enferman. Por eso, es importante que el aficionado conozca los tipos de abonos que existen y la forma de aplicarlos en cada caso.

¿Qué es un abono?
Un elemento o conjunto de éstos, que se incorporan ai terreno a fin de recuperar ios nutrientes que, poco a poco, ias
plantas van consumiendo y evitar así que el suelo se empobrezca.
¿En qué condiciones debe estar un abono orgánico?
Es indispensable que se encuentre en perfecto grado de descomposición y bien desmenuzado, pues de otra manera podría quemar las plantas.
¿Qué tipos de abonos son los mas comunes?
Existen dos tipos de abonado: el orgánico y el mineral.

¿Qué abonos orgánicos tiene el aficionado a su alcance?
Los principales son:
• Mantillos: Formados por elementos bien descompuestos procedentes de basuras, estiércoles y restos de hojas que se incorporan
en dosis de 2 a 5 kg por m2 en el jardín o mediante compuestos ya preparados para macetas.
• Tierras orgánicas: Empleadas como materia orgánica y para aligerar los suelos.
Pueden ser de brezo, castaño o roble.
• Algas: Excelentes para incorporarlas en fresco o desecadas.
La época más apropiada es el otoño.
¿Cómo debe ser un abono orgánico?
Tiene que ser sólido y de grano fino con objeto de conseguir una distribución uniforme,
¿Qué son los abonos químicos?
Son compuestos de nitrógeno, fósforo o potasio que complementan el abonado orgánico. También se suelen emplear compuestos de hierro y calcio.
¿Todas las plantas necesitan ios mismos elementos?
Sí, aunque las plantas de follaje verde suelen ser más exigentes en cuanto al nitrógeno, mientras que las de flor necesitan más fósforo y potasio.
¿Qué es un abono compiejo?
Es un producto comercial en el cual intervienen un conjunto de elementos minerales que necesita la planta para crecer bien.

Falta y Exceso de Fertilizante, las consecuencias en las plantas

las plantas extraen del suelo por medio de las raíces la mayor parte de los elementos minerales que necesitan para su alimentación. En ocasiones, puede ocurrir que faite uno de estos elementos o que, por el contrario, se presente en una abundancia excesiva. En cualquiera de los casos, se producen una serie de alteraciones que describiremos a continuación.

Carencia o exceso de nitrógeno.
El nitrógeno forma
aproximadamente el 50 % del total de la planta y, por tanto, es uno de los elementos más esenciales. Cuando falta el nitrógeno la planta se desarrolla raquítica, presentando brotes muy escasos y frágiles y las hojas con un marcado color amarillento. Cuando hay exceso de nitrógeno (caso infrecuente) la planta se muestra muy lustrosa y verde pero la floración es mucho más escasa. También se ve más expuesta al ataque de insectos y más sensible al frío.
Carencia o exceso de fósforo:
Si la escasez no es muy pronunciada las hojas tienden a desarrollar un color rojizo y un marchitamiento por los bordes.
Si la falta es excesiva muestra síntomas muy similares a la falta de nitrógeno, con la que suele ir asociada. El exceso de fósforo es muy raro y cuando se presenta no parece causar daño.
Carencia o exceso de potasio:
Las hojas muestran color amarillento, desecamiento en los bordes y tendencia al enrollamiento. La planta crece poco y mal, cuando carece de él. No se conocen daños por exceso de potasio.
Carencia o exceso de calcio:
La falta de calcio produce un
crecimiento lento y muy irregular. El exceso de calcio no es muy perjudicial, aunque existen plantas que toleran mal este elemento (calcífugas).
Carencia o exceso de hierro:
Este elemento es vital para la formación de clorofila y su falta determina pérdidas del color verde. En ios casos extremos las hojas pueden quedar casi blancas, lo que determina el que la planta muera en un escaso espacio de tiempo.
El exceso de hierro es muy infrecuente y no parece molestar a la planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.