Qué son las agallas en las plantas y cómo prevenirlas

Las agallas son hinchazones que aparecen en cualquier parte de la planta y aunque no suelen ser peligrosas, afean los ejemplares por las deformaciones que producen. Conviene tomar medidas preventivas a fin de evitar su aparición. Dado su origen diverso, cada caso se trata de forma especial.

¿Qué es una agalla?


Es una hinchazón que aparece en las plantas y puede presentarse bajo diversas formas. En las hojas se muestra generalmente como pequeñas vejigas de un color más claro o incluso de otro color, normalmente amarillo, naranja o rojo. También puede ocurrir que la hoja se retuerza sobre sí misma y se suelde formando una vaina. F.n tallos y ramas se suele presentar bajo la forma de pequeñas bolitas que cuando se secan toman un color marrón oscuro y en las que es fácil distinguir un pequeño agujero. En las raíces aparecen como pequeñas malformaciones que alteran la estructura normal de éstas.

¿Cuáles son las caustas de agallas en las planas?

Aparecen como resultado de la irritación producida por bacterias, hongos, gusanos nematodos. ácaros y diversos insectos. La hinchazón no es más que un intento de la planta para aislar la parte afectada, y de esto se aprovecha el atacante, pues así consigue un refugio seguro amparado de sus predadores y de la intemperie.

¿Son dañinas para la planta?

Aunque no son agradables a la vista, ya que deforman la planta.
las agallas pocas veces resultan peligrosas en el jardín o terraza.

¿Cuáles son las más comunes?

Dentro del jardín y la terraza las que más se detectan son las producidas por nematoceros. término que agrupa a varias familias de moscas cuyas hembras introducen los huevos en la hoja, produciéndose el arrollamiento de éstas cuando nacen las larvas. También son frecuentes las agallas del cuello producidas por un organismo parásito, invisible al ojo humano, que ataca las coronas y cuellos de las raíces de una gran cantidad de herbáceas, vivaces y arbustos. La planta afectada puede perder el vigor y, lo que es peor, transmitir la enfermedad a otras plantas, sobre suelos muy húmedos o encharcados.

¿Cómo se combaten?

Dado el origen diverso de esta enfermedad, cada caso se trata de forma especial. Las producidas por hongos, con fungicidas enérgicos como Captano o Euparén y las producidas por insectos, con emulsiones de insecticidas clorados o fosforados (Lindano. Malathion. Tritión, Imidan, etc.) antes de que se produzcan las infecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.