Problemas y soluciones para las hojas de las plantas

Plagas y enfermedades, remedios y cuidado de las hojas de tus plantas de interior y exterior.

Con bastante frecuencia, las plantas ornamentales sufren ciertos problemas en sus hojas que impiden su correcto desarrollo o incluso puede ser una señal de que la especie está en riesgo.

Cada situación amerita una atención específica ya que las razones pueden ser múltiples pero las diferentes manifestaciones que las hojas presentan nos arrojan información suficiente para identificar la causa y resolverla.

A continuación presentamos una serie de síntomas que pueden sufrir las hojas de tus plantas y te explicaremos lo que le está sucediendo y cómo curarla.

  • Las hojas se abarquillan y secan en los bordes: Esto es una clara señal de falta de humedad, pero no necesariamente en el riego si no en el propio ambiente donde habita independientemente si se encuentra en interior o exterior. En este caso lo que puedes hacer es lolocar la maceta en un plato con pedregullo mojado, o bien con unos milímetros de agua para que su entorno cercano permanezca con los niveles de humedad adecuado para que sus hojas se reestablezcan.
Hojas dobladas en los bordes: Ambiente demasiado seco
  • Hojas nuevas pequeñas: Cuando veas que tu planta desarrolla un nuevo follaje, sin duda debe significarte una buena señal. Sin embargo, si notas que estas nuevas hojas son pequeñas, a pesar de haber pasado el tiempo necesario de crecimiento, debe tomar una acción. La causa se debe a que la planta necesita una maceta más grande y debes realizar un cambio de maceta.
Hojas nuevas pequeña: Requiere cambio a una maceta más grande.

Ver cómo hacer un Cambio de maceta

  • Pequeñas manchas blancas o pardas en la hoja: Clara señal que las hojas están contaminadas con hongos. Las causas se deben, en este caso a un exceso de humedad, que puede deberse al ambiente, al exceso de riego o al plato con pedregullo si es que lo tiene. En cualquier caso debes disminuir el exceso de humedad, según sea el motivo; prolongando los riegos para que la tierra mantenga un nivel más seco que mojado; disminuyendo el cantidad de agua en el plato o bien cambiando la planta a un sitio más seco si se tratara del ambiente donde se encuentra. Además de esto que es para prevenir la causa, tambíén debes curar la planta de los hongos contraídos pulverizando sus hojas con un fungicida como benomil o el que te recomiende un vivero especializado.
Manchas blancas: Presencia de hongo. Aplicar fungicida y disminuir la exposición a la humedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.