Los árboles en la jardinería

Los arboles son una de las principales inversiones a la hora de realizar el proyecto de un jardín. Por este motivo es necesario meditar bien que especies han de elegirse para que eí conjunto sea estéticamente agradable y la compra resulte rentable.

¿Qué es un árbol?
Para tener una idea aproximada, pero bastante completa, de lo que es un árbol puede recurrirse a la vieja definición: planta perenne, de tallo y ramas leñosas. de altura superior a 2 metros y que se ramifica a cierta altura del suelo. Sin embargo, y como ocurre con todas las definiciones, ésta también es imprecisa e incompleta, pues hay árboles como los abedules que pueden no superar los 2 metros.
¿Que tipos de árboles existen?
Dentro de los árboles podemos di>.unguir 2 grandes grupos: los cuduci folios y los perennifolios. Los primeros son aquellos que. al menos una vez al año. pierden completamente sus hojas; los segundos, es decir, los perennes también pierden la hoja, pero lo hacen de una forma escalonada y por eso, siempre muestran un denso manto foliar. Entre los primeros podemos citar como ejemplos al arce, castaño, tilo y todos tos frutales y entre los segundos, a los pinos, abetos y demás coniferas.
¿Como elegir el árbol más
apropiado?
No se puede elegir un árbol sólo por su aspecto físico arriba mencionado. A la hora de comprar, hay que tener en cuenta otros factores como: tamaño que adquiere el árbol de adulto, sitio del que se dispone, tipo de suelo existente en el jardín, clima, etc. La mayoría de los árboles crecen mejor en un suelo neutro o ligeramente ácido.
profundo, suelto y bien drenado. Sólo unas pocas especies como sauces y alisos apetecen de terrenos encharcados.
¿Cuándo plantar?
Las especies que se compran «a raíz desnuda-», esto es, con las raíces envueltas en muy poco suelo, se deben plantar cuando el árbol se encuentra en período de reposo, aproximadamente durante el otoño e invierno y siempre teniendo la precaución de que la tierra no esté congelada. Los que se presentan con raíces bien arraigadas, por venir en macetas, pueden plantarse casi en cualquier época.
¿Es necesario abonarlos?
Para obtener resultados óptimos, es imprescindible un abonado al preparar el terreno para la plantación (ver plantación), momento en que se podrá efectuar enmiendas en el suelo para variar su acidez o alcalinidad. También se podrán aplicar tras la plantación riegos con sustancias minerales que facilitarán el pleno desarrollo.
¿Se pueden tener árboles en
casa?
Sí. siempre que su tamaño definitivo no sea excesivo o admitan bien la poda. Su sistema radicular (raíces) tiene que ser asimismo reducido. Entre los árboles apropiados a la casa caben destacar: ficus, palmeras, laureles, aligustres, naranjos y limoneros. El emplazamiento ideal será la terraza o un interior bien iluminado y fresco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.