LABORES DE JARDINERÍA: SEGUNDO MES DE PRIMAVERA

Mantenimiento de plantas y jardín para el mes de MAYO en el hemisferio norte y NOVIEMBRE en el hemisferio sur.

Este mes es casi la fecha límite para llevar a cabo la siembra de la mayoría de las especies, por lo que el trabajo será abundante debido a las atenciones que
requerirán los semilleros.
También será conveniente vigilar
las plantas que se encuentren en
pleno desarrollo, pues es bastante
probable que algunas necesiten
que se las despunte.

¿Qué especies se podrán
sembrar?
Durante este mes se podrán
sembrar en plena tierra o en
semilleros protegidos las especies
anuales de floración estival u
otoñal, como Iberis, Impatiens o
Chrysanthemum, las especies
bianuales y las vivaces. Como
ejemplos podemos citar los
géneros Aubrietia, Coreopsts,
Dimorphotheca, Erysimum,
Lavatera y Prímula. También
podrán plantarse bulbosas, como
Canna, Begonia tuberosa, Dalia,
Gladiolus y Montbretia, que
serán las últimas que se planten
antes del otoño. Por último,
podremos efectuar el esquejado
de tallo tierno en aquellas especies en las que se emplee
este método para su
multiplicación.
¿Qué cuidados requiere el
césped?
El mes de mayo es de gran
importancia en el cuidado del
césped, ya que las temperaturas
suelen ser ligeramente elevadas y
esto puede provocar problemas.
Los riegos deben ser muy
frecuentes, así como los recortes
que se han de efectuar cada
10-15 días. En las rocallas y en
los bordes de las losas deben
utilizarse tijeras de mano.
Posiblemente aparezcan malas
hierbas, que se eliminarán a
mano si son escasas y con
herbicidas selectivos si son más
abundantes.
¿Y el invernadero?
Sus cristales deberán pintarse. ya
que el sol va adquiriendo fuerza
y podría quemar los semilleros y
plantas que haya en su interior.
Podemos utilizar pintura plástica
blanca resistente al agua de
lluvia, o cal mezclada con sal o
cola para mejorar su adherencia.
A las semilleros convendrá
despojarlos de su protección de
cañizo y airearlos durante el día.
¿Qué otras labores necesitará el
jardin?
Este es el momento de comenzar
los tratamientos desinfectantes en
árboles y arbustos. Los de hoja
perenne se tratarán contra la
araña roja y el pulgón, mientras
que en los de hoja caduca
únicamente se les aplicarán
tratamientos de este tipo si ya
han terminado la floración.
Además, todas las leñosas que ya
hayan florecido en primavera
admiten una poda. Otro factor
importante por estas fechas es el
riego, que debe ser abundante.
casi diario y aplicado a primeras
horas de la mañana. Antes de
efectuarlo hay que tener en
cuenta si ha llovido últimamente
y cuánto ha empapado el
terreno. Por último, las plantas
que teníamos protegidas en el
interior de la casa para
protegerlas de los fríos del
invierno, ya pueden sacarse al
exterior. Este será el caso de
begonias, naranjos enanos y
fucsias.
¿Y el huerto?
En cuanto a los frutales,
comenzarán los tratamientos
preventivos antiparasitarios a
base de aplicaciones mixtas de
insecticidas, acaricidas y
fungicidas. También se les tratará
contra la clorosis férrica.
empleando preferentemente un
quelato de hierro. En el huerto
habrá que ir eliminando los
restos de las cosechas anteriores
y recolectar, a su vez, los
espárragos. También se
aprovechará para trasplantar las
hortalizas sembradas en meses
anteriores, realizando esta
operación a última hora de la
tarde. Se podrán plantar acelgas.
bróculi, calabacines y otras.

Labores de Jardinería mes por mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.