Jardinera redonda

Alguien ha dicho de tas
jardineras que son un jardín
altruista, pues en ellas las plantas
muestran su mejor cara a los
vecinos. Puede que sea así, pero
también es cierto que ejercen un
efecto contagioso v hasta que en
una ventana aparezca una vistosa
jardinera para que pronto las
otras ventanas de la calle o el
patio de vecindad se vea teñido
por una ráfaga de color.

¿Qué utilidad tienen?
Las jardineras son como
pequeños jardines en los que se
puede plantar un poco de todo.
Su mayor utilidad está en alegrar

el alféizar de una ventana, pero
también pueden instalarse a lo
largo de un pequeño paseo
asfaltado, a la entrada de la casa
e. inclusive, en el interior de
ésta, i al vez su mayor utilidad
radique en convertirse en un
pequeño huerto de aromáticas
para la cocina.
¿De qué materiales pueden ser?
En la mayoría de las casas de
construcción reciente, la
jardinera es un aditamento más
de la terraza, por lo que suele
estar construida en ladrillo. En
estos casos no es conveniente
rellenar directamente de tierra
los recipientes, pues a la larga y
ior perfecto que sea el drenaje,
a humedad sale hacia el muro,
dejando éste marcado por
antiestéticos manchones
blanquecinos. Lo mejor es
introducir dentro del recipiente
de ladrillo otra jardinera de
asbesto, cemento o plástico,
conectada directamente con el
tubo de desagüe. También si el
aficionado es mañoso puede
construir su propia jardinera a
base de madera, pero como a la
larga este material se pudre no
hay que olvidar tratarla con una
sustancia aislante para evitarlo.
Hay que vigilar que este
producto no contenga creosota,
pues aunque impermeabiliza la
madera perfectamente, es mortal
para las plantas.
¿Cómo se siembra en ellas?
En primer lugar hay que rellenar
el fondo con trozos de tiesto o
gravilla para drenar el exceso de
agua. Sobre esto se esparce una
delgada capa de carbón vegetal y
después otra un poco más gruesa
de turba. Por último se rellena
hasta unos 5-8 centímetros del
borde con tierra negra de jardín
con algo de arena. Para sembrar
las plantas se separan éstas de
sus tiestos mediante un suave
golpe y se introducen
directamente en un hueco hecho
en ¡a tierra con la paleta de
plantar. También pueden
introducirse con el tiesto, siendo
este sistema más práctico si se
desea cambiar las plantas con
frecuencia.
¿Qué plantar?
Aunque en una jardinera
espaciosa se pueden sembrar
pequeños arbustillos y plantas
perennes de flor, su principal
aliciente está en ir adecuando
especies de cultivo estacional.
Las más apropiadas son las
anuales, como los Antirrhinum.
las clavelinas v claveles, las
m
godetias. los pensamientos y un
sinfín de bulbosas. La parte más
exterior puede reservarse para
una perenne de hoja que
mantenga siempre una nota de
color. Una especie apropiada
puede ser la hiedra enana de tipo
variegado o un pelargonio de
hoja perfumada. Por último,
recuerde afianzar firmemente la
jardinera para evitar accidentes y
no regar cuando la calle esté muy
concurrida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.