Cuidados básicos del jardín

El jardín en su conjunto es un organismo vivo al que hay que cuidar a lo largo de todo el año.

En las fichas referentes a las labores mensuales se detallan cuáles son los momentos más adecuados para realizar operaciones como podas, limpiezas, abonados, etc,, pero en
este artículo vamos a intentar dar una visión de conjunto.

¿Cuáles son las labores básicas
en el jardín?

A lo largo del año el floricultor aficionado debe realizar infinidad de labores para mantener el jardín en perfectas condiciones, pero podríamos resumirlas en: abonado, podas, limpieza general, plantaciones y tratamientos fitosanitarios.

Abonados. A principios de la primavera, justo un poco antes de que el jardín vuelva a recobrar su vitalidad, es imprescindible restituirle los productos orgánicos que ha ido consumiendo a lo largo del año.

Sobre el suelo se extenderá una capa de unos 2 centímetros (1.5 Kg/m’-‘) de abono caballar bien descompuesto v triturado que se mezclará a fondo con la capa superior de! terreno.

También es un buen momento para dar uno de los tres abonados minerales con un producto completo. Los otros dos se harán coincidir con la floración y el otoño.

• Podas.

A lo largo del año los setos, arbustos y árboles experimentan un crecimiento que puede resultar antiestético o molesto para el normal desenvolvimiento de los vecinos de la casa por el jardín.

Los setos de hoja caduca deben ser cortados dos veces al año. Una coincidiendo con el final del otoño y otra después de la brotadura primaveral (junio).

Los setos de coníferas sólo requieren una ligera poda entre junio y julio. Los árboles no deben ser podados en sus primeros años, pero a partir del quinto de su plantación y entre los meses de noviembre y marzo, es preciso eliminar las ramas enfermas o más viejas, pero sin hacerles perder su forma característica.

• Limpieza general.

Cuando los árboles de hoja caduca han perdido su follaje, es preciso recoger todos los restos y junto a las ramillas finas de la poda introducirlos en el pudridero para elaborar un buen abono. En la zona mediterránea y durante los meses de verano será conveniente realizar una limpieza del pasto seco para evitar incendios.

• Plantaciones.

Se llevan acabo a lo largo de todo el año. siguiendo los consejos dados para cada especie. Como regla general, los árboles y arbustos de hoja caduca deben plantarse durante la época fría, cuidando de que el suelo no esté encharcado ni helado. Por el contrario, los de hoja perenne deben plantarse a mediados de primavera o en el otoño. Si van en contenedores se pueden plantar en cualquier época.

• Tratamientos fitosanitarios.

Han de aplicarse de forma preventiva un poco antes de la época normal de aparición de las plagas. A partir de los primeros calores y hasta finales del otoño es conveniente pulverizar el jardín una vez al mes con un insecticida de amplio espectro.
Los tratamientos anti-hongos deben aplicarse con preferencia en periodo caluroso y tras la lluvias, pues el calor y la humedad favorecen la aparición de enfermedades criptogámicas.

Labores de Jardinería mes por mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.