Lobelia

Familia: Campanulaceae

Antes: Lobeliáceas.
Especies comunes:
L. cardinalis: L. fulgens;
I.. splendens; L. svphilitica
Nombre vulgar:
Lobelia: mataeuhallos;
curalotodo.

Origen:
Género integrado por más de
350 especies de anuales, vivaces
o incluso arbustos de distribución
cosmopolita, pero
preferentemente tropical. Las

especies empleadas en jardinería
se tratan todas como anuales.
Descripción:
Dado el gran número de especies
que existen, su aspecto es muy
diverso, pero todas ellas
presentan hojas entre ovaladas y
lineares y racimos de flores
tubulares, básicamente
bilabiadas, con dos estrechos
lóbulos por encima y tres más
cortos por abajo.
Cuidados básicos:
Las plantas de este género
requieren exposiciones
semisombreadas o a pleno sol si
la temperatura no es muy
elevada. Los riegos han de ser
frecuentes en toda época. Las
pocas especies que se tratan
como vivaces deben protegerse
en el invernadero durante la
estación fría o bien proteger las
matas con una cubierta de hojas
secas, paja, etc. También hay
que procurar no situar las
especies de porte alto en zonas
con mucho viento.
Suelo v trasplante:
Requieren suelos frescos, ricos
en elementos fertilizantes, con
abundante arena y
completamente exentos de cal,
pues de lo contrario crecen de
forma dificultosa, con hojas
amarillentas y pobre floración. El
trasplante al lugar definitivo debe
realizarse cuando las plantitas
tengan perfectamente
desarrollado su sistema radicular
y dejando una separación
entre planta y planta de
45-50 centímetros.
Abonado;
Antes de la plantación se
proporcionará al terreno un
abonado de fondo a base de
6-10 Kg/m- de estiércol bien
fermentado y descompuesto y un
abono mineral complejo bajo
en sales calcicas, a razón
de 80-120 g/m-.
Situación:
En el jardín pueden emplearse
formando platabandas y macizos
aislados y en la terraza, en
pequeñas macetas o jardineras.
Las variedades más
recomendables son «Queen
Victoria» de L. cardinalis, de
intenso color rojo y unos 80
centímetros de altura; y la
«Nana» de L. syphylitica, de
unos 30-60 centímetros de altura
y bella tonalidad violeta.
Plagas y enfermedades:
No suelen verse afectadas por
ningún tipo de plagas, pero sin
embargo sí es frecuente el ataque
por hongos del género
Rhizoctonia, conocidos
vulgarmente como «mal vinoso»,
pues ataca las raíces dejándolas
de color rojizo. Para combatirla
lo mejor es arrancar las plantas
atacadas v desimectar el suelo.
Consejos útiles:
Las especies anuales se
multiplican por semillas en
primavera; las vivaces
también pueden obtenerse por
división en la misma época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.