Linum

Familia: Linaceae
comunes:
L. alpinum; L. arboreum;
L. flavum; L. grandiflorum;
¡.. monogynum: L. narbonense
L. perenne; L. suffruticosum.
Nombre vulgar:
i ano.
Origen:
Género que agrupa a 200-230
especies de plantas anuales
vivaces v arbustivas de
distribución cosmopolita, aunque
son particularmente abundantes
en la región mediterránea y
cercano oriente.

Descripción
Plantas con tallos erectos o
postrados y hojas alternas de
forma lanceolada, linear o
espatulada. Las flores son
grandes, de color blanco,
amarillo, rojo o azul y aparecen
reunidas en ramilletes terminales.
La época de floración coincide
con el verano.
Cuidados básicos:
El lino requiere para su cultivo
exposiciones soleadas y
temperaturas medías
comprendidas entre los 15° y
25° C, aunque también soporta
intervalos más amplios de
temperatura. Necesita riegos
abundantes, tanto en el período
estival como en el invernal.
Suelo y trasplante;
Precisa de terrenos permeables,
ricos en materia orgánica y con
un buen drenaje. La plantación
en el lugar definitivo se lleva a
cabo en todas las especies desde
el comienzo de la primavera
hasta la llegada de la estación
invernal, época en la que sólo
podrán realizarse siembras en el
interior de invernaderos
climatizados.
Abonado:
A las especies vivaces y
arbustivas será conveniente
suministrarles un abono orgánico
al menos una vez al año; tanto a
éstas como a tas anuales, habrá
que darles riegos fertilizantes de
tipo mineral coincidiendo con la
estación estival que es en la que
florecen. La frecuencia más
adecuada para su aplicación
será quincenal.
Situación:
Cualquiera de las especies de lino
se suele emplear para la
formación de macizos y rocallas
en el jardín. Hay que señalar que
éste es un género que se adapta
muy bien a las regiones de clima
mediterráneo y a la plantación
en jardines junto al mar.
Plagas y enfermedades:
Es muy propensa al ataque de los
pulgones, pero éstos se
eliminarán con facilidad si se
realizan pulverizaciones
insecticidas con Malathion
o Sumithion.
Consejos útiles:
La multiplicación de las especies
anuales se lleva a cabo por
semillas plantadas durante la
primavera en el lugar definitivo.
Para las especies vivaces y
arbustivas se suelen emplear los
esquejes de tallos no floríferos
plantados en verano; cuando ya
han arraigado se trasplantan
v. se mantienen protegidos
durante todo el invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.