Ligularia

Familia: Asteraceae
Antes: Compuestas
Especies comunes:
l. dentata: L. przeualskii:
L, stenocephala.
Nombre vulgar:
Ligularia.

Origen:
Género integrado por algo más
de 100 especies de plantas
vivaces procedentes de todas las
regiones templadas de los
continentes europeo v asiático.
Descripción:
Especies herbáceas, de biotipo
vivaz v crecimiento cespitoso,
con hojas básales grandes v de
forma palmeada. Las flores,
semejantes a las margaritas,
aparecen al final de tallos erectos
agrupadas en inflorescencias de
color amarillo anaranjado,
púrpura claro y oscuro. El
periodo habitual de floración se
extiende durante el verano.
Cuidados básicos:
Las ligularias son plantas mu\
poco exigentes que se pueden
cultivar tanto en exposiciones
soleadas, como en semisombra y
se adaptan bien a cualquier
región templada con
temperaturas medias
comprendidas entre los 15° y
25ü C. Los riegos conviene que
sean abundantes en verano \ algo
más restringidos durante
el invierno.
Suelo v trasplante:
Se adaptan bien al cultivo en
cualquier tipo de suelo con tal de
que éste sea capaz de retener
bien la humedad. Los trasplantes
v plantaciones en el lugar
definitivo se llevan a cabo en el
periodo comprendido entre el
otoño y la primavera del año
siguiente.
Abonado:
Bastara con que el terreno se
prepare adecuadamente antes de
la plantación y que una vez al
año. durante el verano, se
suministre un fertilizante mineral
liquido junto con el agua de
riego a intervalos de
quince días.
Situación:
Plantas apropiadas para bordes
de camino, rocallas y cualquier
otro pequeño rincón del jardín
en el que se requiera una planta
de crecimiento tapizante. Las
ligularias también se adaptan al
cultivo en macetas situadas en
terrazas o balcones soleados.
Plagas y enfermedades:
Especies muy resistentes y poco
propensas al ataque de las plagas
\ enfermedades más comunes en
los jardines.
Consejos útiles:
Las ligularias se multiplican muy
fácilmente por cualquiera de los
métodos siguientes: por siembra
de las semillas durante la
primavera: por división, realizada
muy cuidadosamente, de la
macolla: y. por último, por
división de la planta madre en el
momento de llevar a cabo la
plantación definitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.