Lewisia

Familia: Montiaceae

Antes: Portulacáceas.
Lies comunes:
i., brachvcalvx; L. cotvledon
L. nevadensis: L. rediviva.
Nombre vulgar:
Lewisia.
Origen:
Género formado por unas
20 especies de herbáceas
pere nnes, se m isucule utas,
procedentes de los estados del
noroeste americano.

especialmente de Oregón v
Nevada en EE UU., y la ‘
Columbia británica en Canadá.
Hav numerosos híbridos de
jardinería.
Descripción:
Plantas empenachadas, con hojas
y raíces ligeramente carnosas y
dispuestas en rosetas de tonos
verde oscuro hada el exterior, y
algo más amarillos hacia el
interior. Por regla general las
flores son compuestas y aparecen
solitarias o en panículas de
colores rosa, amarillo o blanco.
Cuidados básicos:
La exposición más adecuada es a
pleno sol o con exposición
ligeramente sombreada y en
regiones de temperaturas
templadas o frescas. E! drenaje
en torno al cuello de la planta es
fundamental, pues las lewisias
tienden a pudrirse durante la
primavera o inviernos muy
húmedos. Los riegos han de ser
someros en toda época.
Suelo y trasplante:
Precisan una tierra neutra o
ligeramente acida, pero nunca
alcalina. Una buena tierra de
jardín mezclada con uno o dos
tercios de arena gruesa o gravilla
es lo más indicado. El momento
más favorable para trasplantes y
plantaciones es la primavera.
Abonado:
Son muy poco exigentes con
respecto a este punto y con tal de
que se cambie periódicamente la
capa superior de tierra tienen
suficiente. A los ejemplares que
se sitúen en grietas de la rocalla
o muros, pueden dárseles a lo
largo de la época de floración
dos o tres riegos fertilizantes con
un producto bajo en sales
calcáreas.
Situación:
El emplazamiento más adecuado
es tapizando las oquedades de un
muro de piedra que tenga cierta
altura. Los tonos sonrosados de
L. cotyledon lograrán alegrar el
rincón por triste que éste sea. En
la rocalla se pueden situar en las
zonas más altas y escabrosas,
pues los pedúnculos florales
salvarán los desniveles si éstos no
son muy pronunciados.
Plagas y enfermedades:
L.os ejemplares jóvenes pueden
verse atacados pot las babosas,
que roerán los bordes de las
ho jas, afeándolas. Los cebos a
base de metaldehído suelen dar
buenos resultados. Las plantas
adultas suelen ser algo propensas
a las enfermedades
criptogámicas. Vigilar la
humedad de forma permanente.
Consejos útiles:
Pueden multiplicarse por división
de mata y por semilla. Para
favorecer este último
procedimiento es conveniente
guardar las semillas en el
frigorífico durante el mes que
antecede a la siembra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.