Laurus

Familia: Lauraceae
Especies comunes:
L. nobilis.
Nombre vulgar: Laurel.
Origen:
Género integrado por dos
especies de plantas arbustivas
procedentes de toda la cuenca
mediterránea.
Descripción:
Arbusto que alcanza entre los 10
y 20 metros de altura cuando se
encuentra en estado silvestre o se
cultiva en condiciones muy

semejantes a tas de su. ambiente
natural. Tiene las hojas
perennes, de forma lanceolada y
con los bordes ondulados; son
coriáceas, aromáticas, de un
color verde profundo y brillante
y se disponen de manera alterna
en el tallo. Las flores aparecen
en primavera y son poco
llamativas. El fruto, semejante a
una aceituna, primero es de color
verdoso, volviéndose negro al
madurar.

Planta de laurel

Cuidados básicos:

El laurel se desarrolla mejor en
exposiciones soleadas, aunque
tampoco admite mal las
semisombreadas si tienen
abundante claridad. Las
temperaturas medias más
apropiadas son las que se
encuentran entre los 15° y
25″ t . Requiere bastante agua
para su crecimiento, siendo esta
necesidad más grande en las
épocas de más calor. Para que las
hojas conserven su característico
aspecto lustroso es conveniente
limpiarlas a menudo con un paño
o una esponja húmedos.
Sudo y trasplante:
Se puede cultivar en cualquier
tipo de suelo, con la única
condición de que sea
medianamente fértil. La
plantación en el lugar definitivo
conviene efectuarla durante la
primavera.
Abonado:
Es una planta de carácter
bastante rústico y sin grandes
exigencias nutritivas, por lo que
le bastará para desarrollarse
perfectamente un abonado
mineral a base de un fertilizante
complejo aplicado cada cuatro
o seis meses.
Situación:
Él laurel, debido a su resistencia,
resulta muy adecuado para
cultivarse en macetas que se
situarán en la terrazas incluso
en el interior de la casa. También
puede utilizarse como arbusto
ornamental en el jardín o para la
construcción de setos, ya que
tolera muy bien las podas. Otra
posible aplicación es en el jardín
de plantas aromáticas.
Plagas y enfermedades:
Las plagas que más normalmente
atacan a esta planta son las
cochinillas y las arañas rojas.
Para eliminar a las primeras se
pueden utilizar emulsiones de
Diazinón. si bien éstas son útiles
únicamente cuando el parásito se
encuentra en su fase juvenil. La
araña roja se combate con
pulverizaciones de Keltiiane.
Consejos útiles:
La multiplicación se suele llevar
a cabo por semillas, que se han
de plantar cuando estén
perfectamente secas y hayan
adquirido un característico color
negro. La germinación es muy
rápida y en poco tiempo
dispondremos de una planta en
estado avanzado de desarrollo.
También se puede utilizar para
su multiplicación el esquejado,
práctica que se llevará a cabo a
finales del verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.