Lamiastrum

Familia: Lamiaceae
Antes: Labiadas.
Especies comunes:
L. galeobdolon.
Nombre vulgar:
Ortiga muerta amarilla.
Origen:
Género integrado por una sola
especie originaria del continente
europeo.
Descripción:
Planta vivaz, de crecimiento
postrado, con tallos erectos que
alcanzan alturas entre los 30 y

60 centímetros. Las hojas que
aparecen en él son de forma
oval, pelosas y de unos 3 a 8
centímetros de longitud. Las
ores son de color amarillo vivo
y aparecen desde finales de la
primavera hasta comienzos del
otoño. La variedad más
empleada en jardinería es
L. g. Variegatum, cuyas hojas
están adornadas por dos amplias
fajas moteadas de plata.
Cuidados básicos:
Planta muy apropiada para crecer
en zonas umbrosas o de
semisombra y en regiones con
temperaturas medias
comprendidas entre los 10° y
20° C, aproximadamente. Los
riegos han de efectuarse con
normalidad, siendo más
abundantes en el verano y menos
frecuentes en invierno, pero
siempre procurando que el
pan de fierra no llegue a
quedarse seco por completo, pues
de los contrario, las hojas
se marchitan rápidamente.
Suelo y trasplante:
Pueden cultivarse en cualquier
tipo de suelo con la única
condición de que se encuentre
bien drenado. La época más
apropiada para efectuar las
plantaciones y trasplantes es la
comprendida entre los meses
de otoño y la primavera.
Abonado:
Es una planta de carácter
bastante rústico, por lo que no
precisa unos tratamientos
ertilizantes muy frecuentes.
Generalmente le basta con la
aplicación de un abono minera!
complejo disuelto en el agua de
riego, durante la temporada de
crecimiento y floración, esto es,
en la primavera y verano. La
frecuencia con que normalmente
se suelen efectuar estas
aplicaciones es de 2 ó 3 semanas.
Situación:
Se la emplea como planta
tapizante en las zonas umbrosas
de los jardines, pues es un
género que posee un rápido
crecimiento vegetativo. De todas
formas hay que advertir que
tiene una cierta propensión a ser
muy invasora y si no se cuida
puede llegar a extenderse por
todo el jardín.
Plagas v enfermedades:
Normalmente no se ve atacada
por las plagas y enfermedades
que más comúnmente invaden los
jardines.
Consejos útiles:
El método más sencillo para
levar a cabo su multiplicación es
por división de la mata en el
momento de plantarlas, o por
semillas en primavera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.