Laburnum

Familia: Fabaceae
Antes: Leguminosas.
Especies comunes:
L. adami: L. alpinum:
1.. battandieri; L. vulgare.
Nombre vulgar:
Ebano falso; lluvia de oro.

Origen:
Género integrado por 3 ó 4
especies de árboles y arbustos
caducifolios procedentes de la
región que se extiende desde
Europa meridional hasta el
occidente de Asía.
Descripción:
Arbustos o árboles de corta talla,
con hojas trifoliadas que caen a
la llegada del frío. Las flores se
■eúnen en largas inflorescencias
en racimo, de color amarillo o
rojizo, y aparecen durante la
estación templada anterior al
verano. Al final de éste, se
producen los frutos que son
delgadas vainas de color castaño
v encierran en su interior
varias semillas negras venenosas.
Cuidados básicos:
Los Laburnum son especies
bastante rústicas que crecen bien
en exposiciones a pleno sol y en
regiones con temperaturas
medias de 15°-25° C, Los riegos
no deben ser excesivamente
abundantes en ninguna época del
año. Al inicio del invierno es
conveniente darles una ligera
poda en la que se cortarán sólo
las ramas jóvenes. En este
aspecto, también es conveniente
fijarse en las ramas en las que se
producirá posteriormente la
floración para evitar eliminarlas.
Suelo y trasplante:
Aunque son muy tolerantes en
cuanto al suelo, es conveniente
proporcionarles una buena tierra
w
de jardín, con abundante materia
orgánica y buen drenaje. La
plantación se lleva a cabo
durante la estación fría, pero si la
región posee un clima muy
riguroso, se puede retrasar esta
operación hasta que haya
finalizado el invierno.
Abonado:
A la salida de la estación fría
resulta muy recomendable, sobre
todo en los ejemplares híbridos,
adicionar al suelo un poco de
estiércol caballar bien
descompuesto.
Situación:
La belleza de la floración y las
escasas exigencias de cultivo,
hacen de esta planta una de las
más apreciadas en el adorno de
jardines y terrazas. Presentan la
única molestia de atraer a gran
cantidad de abejas en la época de
floración.
Plagas y enfermedades:
Es una especie muy susceptible al
ataque de los pulgones, que
suden aparecer en pleno verano.
Se deben combatir con
pulverizaciones de Lindano o de
cualquier otro producto de
similares características.
Consejos útiles:
La multiplicación se puede llevar
a cabo por semillas plantadas en
primavera u otoño, por esquejes
cuando ya haya terminado la
floración o por injerto a
mediados de primavera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.