Juniperus

Familia:
Cupressaceae
Especies comunes:
J. chinensis; J. communís:
J. oxycedrus; J. recurva;
J. sabina; J. virginiana.
Nombre vulgar:
Enebro; sabina: táscate.

Origen:
Género integrado por 60-70
especies de plantas arbóreas y
arbustivas procedentes del
hemisferio norte.
Descripción:
Plantas coniferas con hojas en
forma de aguja, dispuestas en
parejas o verticilos y de carácter
perenne. Dependiendo de las
especies y variedades son de
colores verdes, azulados,
amarillentos o plateados. El
porte es muy variado, ya que
existen especies de forma
columnar, cónica e. incluso,
ejemplares rastreros. Las flores
no son decorativas y producen
unos frutos carnosos en baya. En
algunas especies, estos se desecan
y tienen aplicaciones culinarias. ■
Cuidados básicos:
Pueden cultivarse en cualquier
exposición, aunque se desarrollan
mejor en los tugares soleados y
bien iluminados. Son especies
muy rústicas que soportan bien
todos los climas, desde los fríos
del norte al calor y la sequedad
de las regiones mediterráneas. El
riego debe ser abundante durante
lo> meses de más calor, para
luego ir disminuvendo a medida
4-
que bajen los termómetros.
Suelo y trasplante:
También demuestran su carácter
rústico en lo que a los suelos se
refiere: de todas formas prefieren
los compost elaborados a base Lie
tierra franco-arenosa, brezo v
tierra de jardín o de hojas. La
plantación se efectúa en otoño o
primavera.
Abonado:
Una vez al año y coincidiendo
w
con el estercolado general de
todo el jardín. Durante la
primavera también conviene
suministrarle algún fertilizante
mineral complejo.
Situación:
Los enebros y sabinas son
coniferas muy empleadas en el
jardín y en patios y terrazas,
donde se las puede mantener en
mace tone s y jardineras. Se
adaptan bien a los jardines
pequeños, a los que imprimen un
cierto ambiente rústico.
Plagas y enfermedades:
Aunque no suelen ser muy
sensibles al ataque de las plagas y
enfermedades más comunes,
tienen un enemigo particular: el
hongo Gymnosporangium. Este
produce unas masas gelatinosas
sobre las ramas v la única
•mf
solución consiste en cortar éstas y
quemarlas.
Consejos útiles:
La multiplicación se puede
efectuar por estaquillas plantadas
en arena silícea con turba,
durante el otoño; por injerto,
utilizando como pie un patrón
afín a la especie; por acodo.
Nobre todo en los ejemplares de
tipo rastrero: y. por último, se
pueden emplear las semillas,
aunque éstas tardan unos 18
meses en germinar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.