Incarvillea

Familia:
Bignoniáceas.
Especies comunes:

  1. delavayi: I. grandiflora:
    I. mairei.
    Nombre vulgar:
    Incarvillea.

Origen:
Género integrado por unas
10-12 especies de plantas anuales
y vivaces procedentes de las
regiones asiáticas.
Descripción:
Plantas de crecimiento
empenachado o que crecen en
grupos apretados. Algunas
especies sólo poseen las hojas
básales, mientras que en otras
existen tallos foliares erectos.
Estas hojas pueden disponerse de
forma alterna u opuesta y son
pinnadas. En cuanto a las flores
hay que decir que tienen forma
de embudo, crecen agrupadas en
racimos y son de color rosa o
púrpura, generalmente con la
garganta amarilla.
Cuidados básicos:
Plantas apropiadas para
exposiciones soleadas o de
sombra clara y regiones con
clima templado y temperaturas
oscilantes entre los 15° y 25° C.
I .as especies vivaces pueden
plantarse en regiones más frías,
pero entonces precisan de un
emplazamiento muy protegido.
Los riegos se efectuarán con
normalidad, siendo más
abundantes en verano y algo más
ligeros durante la época fría.
Sudo y trasplante:
Se debe cultivar en suelos ricos
en humus y con un buen drenaje.
El trasplante a su emplazamiento
definitivo conviene llevarlo a
cabo durante la primavera, entre
los meses de marzo y abril.
Abonado:
A las especies de carácter anual
les bastará con que la
preparación del suelo sea
adecuada, tanto en elementos
minerales como orgánicos. A ¡as
especies vivaces conviene
suministrarles estiércol bien
descompuesto una vez al año y
un fertilizante mineral complejo
durante la época de floración,
que comienza a principios de
verano.
Situación:
La belleza de la floración de
estas plantas las hace muy
apropiadas para las borduras
herbáceas en el jardín.
Plagas y enfermedades:
Las Incarvilleas son plantas
resistentes que raramente se ven
atacadas por las plagas y
enfermedades más comunes.
Consejos útiles:
La multiplicación se puede
realizar por división de las matas
y posterior replantación durante
el otoño, pero este método
presenta bastantes dificultades.
Por ello suele ser bastante más
frecuente que se multipliquen por
semillas plantadas bajo cristal
durante la primavera. En
cualquier caso, los brotes
tardarán entre 2 y 4 años en
florecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.