Hyssopus

Familia: Lamiaceae.
Especies comunes:
H. aristafa: H. officinalis;
H. vulgaris.
Nombre vulgar:
Hisopo.

Origen:
Género compuesto por plantas
subarbustivas procedentes del

centro y sur de Europa y de Asia
occidental v central. Hav varios
híbridos de jardín.

Descripción:
Plantas que crecen formando
densas matas, con tallos que
pueden llegar a alcanzar hasta los
60 centímetros de altura. Las
hojas son pequeñas,
ohlongo-lanceoíadas, con el
peciolo corto y muy olorosas. Las
llores, que aparecen agrupadas
en espigas al final del tallo, son
de color azul oscuro, aunque en
ocasiones se presentan de color
blanco o rosa: los estambres son
violetas y muy visibles. La
floración se produce durante toda
la estación cálida.
Cuidados básicos:
Es una planta muy poco exigente
en cuanto al cultivo, bastándole
con que la situemos en un lugar
de exposición soleada y le
proporcionemos el riego
suficiente para que la tierra no se
acabe de secar nunca. Se adapta
bien a los climas
templado-cálidos y a los
templado-fríos, aunque el
intervalo de temperaturas
óptimas para su crecimiento se
encuentra entre los 15° y 25° C.
Suelo y trasplante:
Tampoco es exigente en cuanto a
los suelos, aunque en este
aspecto si tiene preferencias por
los de tipo calizo. La plantación
se puede efectuar a finales del
invierno o ya en la primavera,
sembrando directamente las
semillas en el lugar definitivo. Si
la siembra se realiza en una
cajonera con cubierta de cristal,
el trasplante al exterior se
realizarán más o menos al mes y
medio. La multiplicación también
se puede llevar a cabo por
división de la mata en el
momento del trasplante.
Abonado:
No precisa un tipo especial de
abonado, aunque puede
resultarle beneficioso que se
incorpore un fertilizante mineral
durante el período estival, ya que
es en ese momento cuando se
produce la floración.
Situación:
El hisopo es una planta
apropiada para el jardín de
medicinales y aromáticas, aunque
también se puede emplear en un
jardín normal para formar setos
bajos que bordeen arriates.
Plagas v enfermedades:
Normalmente no suele verse
afectada por ninguna de las
plagas y enfermedades más
comunes en los jardines.
Consejos útiles:
El carácter aromático de la
planta reside en las hojas, que se
pueden utilizar para dar sabor a
guisos v ensaladas. En cuanto a
sus propiedades medicinales, el
hisopo resulta indicado como
estimulante, antitusígeno y
expectorante, por lo que se
utiliza en los casos de bronquitis
y asma. También puede
emplearse contra los gusanos
intestinales, para la curación de
heridas v en las afecciones de las
tj
amígdalas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.