Hyoscyamus

Familia:
Solanaceae.
Es pee ies comu nes:
H. al bus: H. aureus: H. niger.
Nomhre vulgar:
Beleño: hierba loca.

Origen:
Género integrado por unas 4
especies de plantas anuales o
bianuales procedentes del
continente europeo, pero

introducidas en Norteamérica.
Asia. Australia y Brasil.
Descripción:
Plantas anuales o bianuales. de

porte erecto y olor intenso. Los
tallos son vellosos, así como las
hojas, que son de forma ovalada,
groseramente dentadas y algo
espinosas, y de color verde
pálido. Las flores aparecen en
inflorescencias axilares, tienen
forma de embudo y son de color
amarillo. Aparecen desde finales
de la primavera o comienzos del
verano hasta el principio del
otoño.
Cuidados básicos:
El beleño es una planta muy
i ústica que no precisa apenas de
cuidados especiales. Basta
situarla en un lugar soleado y
proporcionarte un riego suficiente
para que la tierra no se seque
nunca por completo. Se adapta a
las zonas de clima templado y
excasas precipitaciones.
Suelo v trasplante:
Se desarrolla mejor en los suelos
bien drenados, de carácter silíceo
o calcáreo. La multiplicación se
lleva a cabo por semillas que se
sembrarán a principios del
verano si la planta es anual, o a
principios del otoño si se
comporta como bianual.
hnado:
Debido a sus escasos
requerimientos nutritivos, este
género no suele precisar el
aporte de ningún tipo especial
de fertilizantes.
Situación:
Esta planta ocupa su lugar
preferente en el jardín de
medicinales, ya que toda ella
posee un principio activo que
tomado en pequeñas dosis resulta
ventajoso para algunas
afecciones. Por el contrario,
nunca deberá emplearse en un
jardín al que tengán fácil acceso
los niños o los perros, pues el
principio activo del que antes
hablábamos puede resultar
venenoso y mortal si se ingiere
en dosis elevadas.
Plagas y enfermedades:
Por lo general suele ser bastante
resistente a cualquier tipo de
plaga o enfermedad.
Consejos útiles:
Antiguamente el beleño negro
(A. niger) se empleaba mucho
para combatir trastornos
nerviosos o dolorosos que
exigieran el tratamiento con un
sedante o un analgésico, pero en
la actualidad esto ha caído en
desuso debido a la naturaleza
venenosa de la planta y
únicamente se emplea en dosis
homeopáticas si el uso es interno
Su aceite o una cataplasma de
hojas frescas se puede aplicar
externamente para aliviar los
dolores de reúma. De todas
formas, no conviene utilizarlo si
no es bajo la vigilancia de un
médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.