Hyacinthus

familia;
Liliáceas.
Especies comunes:
H. oriental» y más de 2.000
va r iedado d i fe re n tes.
Nombre vulgar:
Jacinto: junquillo.
Origen:
Género integrado por una sola
especie de planta bulbosa
procedente del Próximo Oriente
Descripción:
Plantas de 20 a 30 centímetros de
altura, con los tallos erectos y las
hojas anchas, lineares y saliendo desde la base agrupadas. Las
flores son pequeñas,
acampanadas y aparecen durante
la primavera agrupadas en densos
racimos. Sus colores vanan
muchísimo dependiendo de la
variedad elegida.
Cuidados básicos:
Para que se produzca la
brotadura hay que mantener las
macetas durante 8-10 días en un
lugar oscuro y fresco. Pasado
este tiempo se colocan en una
zona un poco más clareada, pero
haciéndoles una especie de
sombrerillo hasta que el brote
alcance los 12-15 centímetros. A
iartir de este momento hay que
levarlos a un lugar con mucha
claridad y ambiente
templado-cálido (15° C), en
donde ya desarrollarán por
completo la flor. El sustrato se
debe mantener siempre húmedo.
Suelo y trasplante:
El sustrato más adecuado será
una tierra rica, arenosa y muy
permeable. Antes de la
plantación hay que enterrar los
bulbos en una mezcla de turba,
tierra y arena para que se
produzca el enraizamiento. En
esta fase se mantendrán durante
unas 8-10 semanas en un lugar
muy fresco al abrigo de las
heladas. Si la plantación se va a
efectuar en agua, esta fase de
precultivo no serr. necesaria,
colocando los bulbos en un lugar
cálido y sem¡oscuro hasta que
empiecen a aparecer las
primeras raíces.
Abonado:
Panto el agua como la tierra de
cultivo pueden abonarse
ligeramente con un fertilizante
complejo durante la floración.
Situación:
Los jacintos están
particularmente indicados para la
formación de macizos de
bulbosas en medio del césped. Si
combinamos variedades que
tengan distinta época de
floración, podremos mantener el
colorido del jardín durante una
buena temporada. Pero los
jacintos también tienen otro
empleo: el interior del hogar.
Ahí se pueden cultivar con agua
en unos recipientes especiales o
simplemente en macetas.
Plagas y enfermedades:
Las enfermedades más frecuentes
son las causadas por hongos que
hacen amarillear las hojas y
pudren el cuello del bulbo. Para
evitarlas lo mejor es desinfectar
la tierra antes de la plantación.
Consejos útiles:
Aunque la multiplicación se
puede llevar a cabo por semillas,
lo más práctico es adquirir los
bulbos en establecimientos
especializados. Después se
plantarán dejando que sobresalga
un centímetro en la superficie.
Antes de la plantación conviene
espolvorearlos con carbón vegetal
triturado. Las variedades más
tempranas se podrán sembrar a
principios de septiembre y las
más tardías a finales de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.