Hoya

Familia: Apocynáceas
Especies comunes:
H. australis: H. bella;
H. carnosa.
Nombre vulgar:
Flor de cera.
Origen:
Género integrado por unas 200
especies de plantas trepadoras y
epífitas originarias de la región
comprendida entre China y
Australia.

Descripción:
Plantas arbustivas, con hojas
carnosas Je forma ovalada y
situadas en pares opuestos. Los
tallos son largos, flexibles en un
principio y después lignificados y
Je color verde parduzco. En las
hojas muchas veces se presentan
manchas blancas que son propias
del género y no producto de
alguna enfermedad. Las flores
son estrelladas, con aspecto
céreo, de color blanco o rosa
pálido con una mancha central de
color rojo brillante y muy
fragantes. Aparecen desde finales
de mayo hasta el otoño reunidas
en umbelas muy duraderas.
Cuidados básicos:
Las flores de cera deben situarse
en lugares claros, pero sin
insolación directa, v en un
w
ambiente cálido. La temperatura
mínima durante el invierno no
debe bajar de los 10° ó 12° C y
se debe ir aumentando
paulatinamente a medida que
llegue la primavera. El riego
debe ser abundante desde la
aparición de los brotes hasta que
finalice la floración,
disminuyendo después la
cantidad de agua para que al
llegar el mes de octubre sólo se
I
le proporcione la suficiente para
que no se seque el sustrato.
Suelo y trasplante:
Se debe utilizar una tierra
arenosa o arcillosa, muy
permeable y de carácter neutro.
E! trasplante sólo se debe
efectuar cuando la maceta se
T
haya quedado excesivamente
pequeña, pues la planta sufre
mucho durante esta operación.
El mejor momento es antes de
que aparezcan los brotes,
aproximadamente en febrero \
marzo.
Abonado:
Las plantas con buen crecimiento
se deberán abonar con un
fertilizante complejo cada dos
semanas desde que aparezcan los
brotes hasta que acabe la
floración. Si la planta tiene un
desarrollo menor, el abonado
sólo se efectuará una vez al mes.
Situación:
Son plantas apropiadas para
situar en ventanas florales, con
un emparrado adecuado para que
enrollen sus tallos. Las plantas ya
instaladas no se deben mover de
este lugar. La especie H. bella se
desarrolla mejor en macetas
suspendidas o en cestillos para
orquídeas.
Plagas y enfermedades:
Una temperatura excesiva
durante el invierno favorece la
aparición de pulgones y
cochinillas algodonosas. Para
combatirlas es mejor sumergir la
planta que rociarla.
C onsejos útiles:
La multiplicación se efectúa
fácilmente por esquejes plantados
durante mayo-julio. Estos
esquejes bastará con que posean
un par de hojas con yema
germinativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.