Hippeastrum

Familia:
Amarilidáceas.
Especies comunes:
H. aulicum; H. equestre;
H. reginae: H. reticulatum;
H. striatum; H. vittatum.
Nombre vulgar:
Amarilis; estrella de caballero.

Origen:
Género integrado por unas 60
ó
70 especies de plantas vivaces

procedentes del centro

y sur de
América, principalmente de
México, Perú

y Brasil.


Descripción:
Plantas de bulbo casi esférico,
con hojas de 50-70 centímetros
de largo, estrechas y de intenso
color verde claro, que aparecen
al mismo tiempo que las flores o
después de éstas y desaparecen
en otoño. Las flores se
desarrollan al extremo de un
pedúnculo grueso en número de
2 a 6. son grandes y en forma de
embudo. Aparecen desde finales
de invierno hasta el mes de mayo
y sus colores varían entre el
blanco y el rojo oscuro, pasando
por el rosa salmón y el rojo
claro.
Cuidados básicos:
Los bulbos de Hippeastrum
conviene colocarlos en lugares
claros, con una sombra tenue en
verano y en zonas con
temperaturas óptimas medias
entre los 15° y 25° C. El riego
debe comenzarse a efectuar en el
momento mismo de la
plantación, para irlo aumentando
a medida que empiecen a crecer
las yemas florales; a partir de
primeros de agosto conviene
reducir el riego hasta su
eliminación completa entre los
meses de octubre y diciembre.
Suelo y trasplante:
Requieren pa : su cultivo un
compost rico en materia
orgánica. Una tierra arcillosa y
húmica o una tierra normalizada
pueden servir perfectamente.
También es importante que el
sustrato posea un buen drenaje.
La plantación puede efectuarse a
primeros del mes de diciembre.
Abonado:
Este comenzará cuando hayan
aparecido las yemas florales y, al
igual que el riego, se empezará a
disminuir en agosto y se
eliminará en octubre.
Situación:
Estas plantas suelen cultivarse en
macetas que se mantienen en las
terrazas y balcones, aunque en
regiones de clima algo frío deben
situarse en el invernadero.
También resultan unos bulbos
muy apropiados para
mantenerlos en hidrocultivo.
Plagas y enfermedades:
La enfermedad más importante
que puede sufrir es debida a un
hongo que provoca la aparición
de puntos y franjas rojas en las
hojas y grietas en los pedúnculos
florales. La única solución es de
tipo preventivo, desinfectando los
bulbos antes de la plantación.
Consejos útiles:
La multiplicación se efectúa por
bulbos, que se deben hundir sólo
hasta la mitad en la tierra y
apretando bien ésta a su
alrededor. Para que los bulbos
engrasen, se corta el pedúnculo
floral cuando comience a secarse
y se sigue regando y abonando el
bulbo hasta que las hojas
amarilleen. Después de lo cual se
colocarán en un lugar algo frío
(10M2° C) hasta el invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.