Hepática

Familia:
Ranunculáceas.
Especies comunes:
H. media; H. nobilis;
H. transilvaniea.
Nombre vulgar:

Nombre vulgar:

Origen:
Género formado por 10 especies
de plantas herbáceas siempre
verdes procedentes de todo el
Hemisferio Norte.

Descripción:
Plantas empenachadas con hojas
perennes formadas por
3
ó
5

lóbulos

y con peciolos largos. Las
flores aparecen al final de unos
vástagos que se diferencian
claramente por poseer unas
pequeñas brácteas de forma
caliciforme. Están coloreadas de
blanco, rosa, azul, violeta

o rojo.
El período de floración coincide
con los principios de la
primavera.

Cuidados básicos:
Las hepáticas pueden cultivarse
en exposiciones soleadas,
o
mejor aún en zonas de
semisombra ligera. Los riegos se
efectuarán con normalidad,
aumentándolos un poco durante
el calor estival

y disminuyéndolos

en el invierno. Se adaptan

a un

amplio intervalo de
temperaturas, ya que existen
especies procedentes de zonas
muy distintas. De todas formas,
se puede considerar que el
intervalo óptimo para casi todas
ellas oscila entre los 10°

y 20° C.

Suelo

y trasplante:

Crecen bien en terrenos de
carácter limoso, con abundante
humus

o con tierra de hojas. La
plantación en el lugar definitivo
conviene realizarla entre los
^niese^e^ptiembreyoctubre^

Abonado:
Anualmente hay que
proporcionarles un abonado
orgánico

a base de estiércol bien

fermentado

y también un

abonado mineral integrado por
un fertilizante complejo que se
pueda disolver en el agua
del riego.

Situación:
Las hepáticas son unas plantas
muy apropiadas para situarlas en
rocallas

o emplazamientos

similares,

y producen un buen
efecto en el ardín debido
a lo

temprano de su floración.

Plagas

y enfermedades:

La enfermedad más común que
puede afectar

a estas plantas es

el moteado de las hojas,
producido por dos tipos distintos
de hongos. En caso de que
cualquiera de ellos aparezca, lo
más indicado será eliminar
y
quemar las partes ya afectadas
para evitar que el daño se
extienda

a toda la planta.

Consejos útiles:
El mejor método para su
multiplicación es la división de la
planta entre los meses de agosto y septiembre y su posterior
replantación en el lugar que vaya a ocupar definitivamente.
Antiguamente estas plantas se
cultivaban porque se creía que
los cocimientos de sus hojas
eran buenos para tratar las
afecciones de hígado,

y de aquí
le viene el nombre por el que se
la conoce vulgarmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.