Heliotropium

Nombre científico:
Heliotropium.
Familia: Boragináceas.
Especies comunes:
H. arborescens; H. coiymbosum;
H. peruvianum.
‘Nombre vulgar:
Heliotropo; hierba de la muía:
violoncillo.

Origen:
Género integrado por unas 250 especies de plantas anuales, subarbustivas y arbustos que se extienden desde las regiones tropicales hasta las templado-cálidas. Se han conseguido numerosos híbridos.

Descripción:

Plantas de hojas alternas, forma oblongo-lanceolada y color verde puro o verde pálido. Las flores son pequeñas y aparecen reunidas en inflorescencias muy decorativas al inicio de los meses cálidos del año, extendiéndose la floración hasta la llegada de los primeros fríos. Según las variedades, pueden ser blancas, azules o violetas, pero siempre muy fragantes.

Cuidados básicos:

Estas plantas requieren para su cultivo lugares muy soleados o con sombra tenue durante el verano y regiones donde el clima sea semejante a su hábitat natural. Por ello no deben
situarse en el exterior en zon
donde las temperaturas bajen
mucho en invierno o donde sean frecuentes las heladas nocturnas.
En general, la temperatura
mínima no debe bajar nunca de
los 7 o-10° C. Los riegos se efectuarán siguiendo el régimen
normal, esto es, siendo más
abundantes en verano y restringiéndolos ligeramente durante el invierno. Suelo y trasplante:
Debido a su abundante floración y vegetación es conveniente
proporcionarles suelos profundos, ricos en materia orgánica y con gran cantidad de elementos minerales. La plantación definitiva o los trasplantes se deben llevar a cabo en la primavera, cuando el riesgo de las heladas haya disminuido.

Abonado:

Son plantas de altos requerimientos nutritivos, por lo que será necesario proporcionarles un abonado orgánico anual a base de estiércol bien fermentado y periódicas aplicaciones de un fertilizante mineral complejo durante toda la estación cálida.

Uso ornamental

Los heliotropos tienen infinidad de aplicaciones en jardinería, ya que en el exterior de los jardines son empleados en macizos, rocallas y platabandas; también pueden cultivarse para flor cortada, pues son plantas que resisten bastantes días en un jarrón con agua; en regiones de climas un poco fríos pueden mantenerse en macetas que se sacarán al exterior durante el verano y permanecerán resguardadas en invierno. En caso de climas más extremos se pueden mantener todo el año bajo un cristal.

Plagas y enfermedades:

Durante el verano es relativamente frecuente que los heliotropos sean atacados por plagas de pulgones y araña roja, que se deberán combatir inmediatamente con pulverizaciones de Malathion y Kelthane respectivamente.

Consejos útiles:

La multiplicación se puede efectuar por semillas plantadas a finales del invierno a unos 18° C, o por esquejes en verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.