Ficus

Familia:
Moráeeas.
Especies comunes
F. carica.
Variedades;
Las principales variedades son
«Broun ! urkey». de fruto grande \ color marrón verdoso por fuera \ rojo por dentro. \ «Blanco», de
fruto temprano

y color verde.

Origen:
Crece en estado silvestre en
toda la región mediterránea, así
como en Etiopía

y la India.

Descripción:
Arbol de unos 5 ó 6 metros de
altura, con el tronco grueso

y de

corteza gris

y lisa. El follaje.

Higuera

caducifolio, está formado por
hojas alternas,
lobuladas-palmeadas. con nervios
blanquecinos bien marcados. Las
flores, muy pequeñas, se reúnen
en inflorescencias que
posteriormente darán lugar
a los :rutos en sicono que conocemos
con el nombre de higos

o brevas.

Los primeros son los que
maduran antes de la llegada de
los fríos, mientras que las brevas
permanecen latentes en el árbol
durante todo el invierno hasta
que
a la temporada siguiente
maduran.

Plantación:
Un poco antes de la llegada de la
primavera se prepara un hoyo
que se llena con tierra de jardín a la que se habrá añadido 1
kilogramo de harina de huesos
y

2
ó
3 cubos de turba. En plena
estación se realiza la plantación
del árbol.

Cuidados básicos:
Deben cultivarse en exposiciones
soleadas

y en zonas con

temperaturas óptimas entre los
15°
y 25° C. En áreas más frías
conviene situarlos junto

a un
muro orientado a! sur que
también les puede servir de
soporte p:r su crecimiento. Las
higueras cultivadas en arriate
abierto fructifican prolíficamente.
El riego debe efectuarse con
normalidad, siendo algo más
abundante durante el verano.

Abonado:
El abonado efectuado en el
momento de la plantación
conviene renovarlo anualmente.

Otras labores:
Durante el verano debe
realizarse la poda del árbol, así
como el pinzamiento de los tallos
jóvenes

y fuertes que tengan 4-6
hojas. Los tallos mal situados
o

helados

y las ramas adelgazadas
o muy congestionadas hay que
cortarlos

a finales de la

primavera.

Recolección:
Los frutos que se encuentran en
la base del brote maduran
y se
recogen en la estación cálida
y el
otoño, mientras que los que se
encuentran en la zona terminal
de las ramas no llegan

a madurar
antes de que empiece el invierno y se quedan en estado latente
hasta la primavera siguiente, en
la que continúan su proceso.

Plagas

y enfermedades:

Un suministro irregular de agua
puede provocar la caída
prematura del fruto; éste también
se puede ver afectado por hongos
putrefactores. La botritis puede
atacar

a los retoños jóvenes
y
secarlos. Tratar con Captan.

Consejos útiles:
Se multiplica por esquejes en
primavera

o al final del verano,
o

por acodo en primavera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.