Ailanthus

Nombre científico:
Familia: Simaroubaceae
Especies comunes:
A. altissima: A. giraldii;
A. vilmoriniana.
Nombre vulgar:
Áilanto: árbol de los dioses; árbol del cielo.

Origen:
Género que incluye unas 10 especies procedentes de China y Molucas. Su nombre procede precisamente de la palabra moluquena que equivale a «árbol del cielo». En la actualidad se encuentra naturalizado por el centro y sur de Europa.

Descripción:
Arboles hermosos, de crecimiento rápido, caducifolios y
con grandes hojas cuyos foliolos
se disponen regularmente por
pares a lo largo del pedúnculo o
raquis. Las flores. de 7-8
milímetros de diámetro, son de
olor desagradable.
acostumbrando a estar ambos
sexos en distintas plantas. Los
frutos se presentan en grandes
racimos colgantes de color rojo y
las semillas llevan un ala
retorcida en forma de hélice.
Cuidados básicos:
Se adaptan con facilidad at
diversos climas. resistiendo muy
bien las temperaturas bajas. La
exposición puede ser a pleno sol
o semi-sombra y el riego deberá
ser moderado en la época fría y
abundante en la calida.
Suelo y trasplante:
Necesitan suclos que retengan la
humedad y estén bien drenados.
aunque algunas especies soportan
bien los suelos arcillosos. La
época de plantación ideal es de
otoño a primavera y la de
multiplicación por esquejes de
raiz o retoños, a finales del
invierno.
Abonado:
Necesitan una cava profunda
alrededor del árbol una vez al
año. En este momento se
incorpora un buen abono
orgánico a base de estiércol de
caballo bien descompuesto.
Situación:
Se emplean en el jardin de forma
aislada o formando hileras en
algún paseo. Dado que retoñan
con facilidad y sus raíces son
superficiales, puede ser muy
útiles para fijar taludes, ramblas,
etc. Al soportar fuertes podas
también pueden disponerse en
grandes macetones para adornar
terrazas espaciosas, siempre que
se tenga la precaución de
eliminar todos los años los
retoños de la base.
Plagas y enfermedades:
Se suelen mantener libres de
plagas y enfermedades, pero a
veces pueden verse afectados por
la verticilosis, enfermedad
producida por hongos que ataca
al sistema vascular. Esta
enfermedad se caracteriza por un
marchitamiento, muchas veces
brusco, de las hojas. La
marchitez será más o menos
intensa según el número de vasos
invadidos. No existen fungicidas
capaces de curar una planta que
ya está atacada, por lo que el
tratamiento eficaz es la
desinfección preventiva del
terreno y no abonar en exceso
con productos orgánicos.
Consejos útiles:
Los ailantos son árboles que
soportan muy bien la
contaminación, por lo que son
ideales para los jardines y
terrazas urbanas. También
son apropiados para quienes
deseen tener árboles grandes
rápidamente, pues alcanzan su
pleno desarrollo en 5-15 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.