Achillea

Familia: Asteraceae
Antes: Compuestas
Especies comunes:
A. ageratifolia; A. filipendulina; A. rupestris; A. a urea;
A. dypeolata; A. millefolium:
A. umbellata.

Nombre vulgar:
Aquilea; alcanfor; milenrama; flor de plata.

Origen:
Este género pródigo en especies, pues se han descrito más de 21)0.

Es originaría de las zonas templadas del hemisferio norte.

Descripción

Son plantas vivaces de follaje ligero y caduco o persistente, según las especies. Las flores son compuestas y aparecen en ramilletes de diversos colores: blanco, amarillo, rojo y rosa. La época normal de floración es la estación cálida.
Cuidados básicos:
Las aquileas son plantas muy rústicas que gustan de ambientes muy soleados y poco húmedos, con temperaturas moderadas. Son plantas ideales para terrazas y jardines de «fin de semana», pues su extraordinaria resistencia i es hace necesitar pocos cuidados.
Suelo y trasplante:
Por lo general se adaptan bien a suelos pobres de cualquier tipo. Algunas especies, como A. ageratifolia o A. millefolium,
soportan bien suelos muy calcáreos y pedregosos. La plantación se realizará desde finales de la época cálida a finales de la fría, y los métodos de propagación ideales serán la división de la mata o la semilla.
Abonado:
Como casi todas las vivaces.
necesitan un abonado completo al salir de la época fría, ya que asi se facilitará la floración. Periódicamente se aplicarán abonos de mantenimiento en el agua de riego.
Situación:
En jardineras ct locadas en la terraza y formando arriates herbáceos en el jardín. Son plantas ideales para formar rocallas v muros, pues, aparte de su gran resistencia, aportan una magnífica nota de color.
Plagas y enfermedades:
No suelen tener enemigos específicos, aunque algunas especies como A. lilipendulina se pueden ver atacadas durante la época cálida por la araña roja, por lo que deben vigilarse estrechamente y aplicar un tratamiento específico en caso de aparición.
Consejos útiles:
Antes del comienzo de la época fría es conveniente realizar una poda de los tallos secos y limpiar los restos de hojas. En las especies para flor, éstas se cortarán por la mañana temprano y se introducirán en agua fría, al menos, durante cinco horas. Se pueden cortar a medio abrir, pues enseguida completan esta apertura por sí mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.