Acanthus

Familia: Acanthaceae
Especies comunes:
A. longifolius, A mollis, A. spinosus.
Nombre vulgar:
Acanto, pie de oso.

Origen:
Género con unas 50 especies originarías de la cuenca mediterránea.
Sus hojas aparecen ya como motivo decorativo en los capiteles de las columnas de los templos griegos.
Los acantos son unas hierbas gigantes, vivaces, con brillantes hojas verde oscuro de hasta un metro de largo y profundamente acanaladas.
Florecen en grandes espigas armadas de brácteas espinosas que protegen las flores azuladas.
Cuidados básicos:
Agradecen las exposiciones ligeramente sombreadas, el clima templado y los riegos abundantes.
Suelo y trasplante:
El sustrato ideal es una buena tierra de jardín que posea un drenaje adecuado. La multiplicación se puede realizar por semillas a partir del mes de
marzo, o bien por esquejes de raíz desde octubre hasta marzo.
Abonado:
Tienen suficiente con el que se proporciona al jardín regularmente.
Situación:
En los rincones umbríos del jardín, formando densos grupos y preferentemente junto a tapias o muros.
Plagas y enfermedades:
Son plantas que, generalmente, se encuentran libres de las plagas más comunes.
Consejos útiles:
En la antigüedad los acantos ya eran utilizados por sus propiedades medicinales. Poseen un carácter emoliente, esto es, facilitan la reducción de las inflamaciones. En zonas frías, y dado que pasan el invierno vegetando, es aconsejable proteger las matas con una cobertura de estiércol muy descompuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.