Abies abeto pino

Abies

Familia: Pinaceae
Especieas comunes:
A. alba. A. balsamen,
A. bracteata. A. concolor.
A. grandis. A. pinsapo,
A. procera.
Nombre vulgar:
Abeto, abeto blanco, pinabeto, pinsapo, huayamé.

Origen;
Este género, con más de 40 especies, se desarrolla naturalmente en las zonas montañosas del hemisferio norte.
Descripción:
Arboles de forma piramidal y ramas estratificadas, sobre las que se disponen hojas finas y aciculares (en forma de aguja). Las flores se agrupan en amentos, que al madurar producen pinas erectas, muy decorativas, de escamas caedizas.
Cuidados básicos:
Por lo general los abetos, dado su origen, requieren ambientes frescos, con luz no excesiva y suelos húmedos, aunque hay especies como A. cepha Iónica o A. pinsapo que soportan bien períodos de sequía y requieren ambientes soleados.
Suelo y trasplante:
Suelen prosperar más fácilmente en suelos profundos y ácidos aunque hay especies como A. pinsapo o A. nordmanniana que medran mejor en suelos calizos. Todas las especies son sensibles a las heladas, por lo que el
trasplante deberá realizarse en épocas en las que aquéllas no sean frecuentes.
Abonado:
Requieren abonados de fondo de lenta actuación que mantengan en óptimas condiciones los niveles de nitrógeno, fósforo y potasio a cuya carencia son muy sensibles.
Situación:
Los grandes ejemplares se utilizan de forma aislada en el jardín, reservándose los ejemplares jóvenes para formar grupos.
Plagas y enfermedades:
Son frecuentes las enfermedades producidas por hongos, como las podredumbres o el damping-off, de erradicación difícil, por lo que conviene eliminar los ejemplares enfermos. Entre los insectos destacan las orugas de los lepidópteros contra las que se utilizan insecticidas clorados aplicados siempre al final de la estación fría.
Consejos útiles:
Por tener un sistema radicular profundo, son árboles apropiados para zonas con fuertes vientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.