Cuáles son los árboles de navidad naturales que se usan

Aunque existen ejemplares de plástico y, sobre todo, la costumbre mas tradicional y latina del Belén, hay quien no es capaz de renunciar al árbol navideño natural. Para evitar que se muera de una forma inútil, lo mejor es comprarlo con raíz y así se podrá trasplantar al exterior siguiendo ciertas normas.

¿Pino o abeto?
Los dos son apropiados para la ocasión y se cultivan fácilmente. Sin embargo, quien después de las fiestas no tenga la posibilidad de conservarlo, puede optar por comprar una rama de pino procedente de podas, que no implican la tala del árbol.
¿Cómo comprarlo?
Para adquirir un buen árbol, en primer lugar se comprobará que posea buena raíz, pues si no, moriría en poco tiempo. A continuación observar que al agitarle ligeramente no pierda las hojas con facilidad, ya que esto es señal de que ha sido arrancado o talado hace mucho tiempo y durará poco en casa. Habrá que elegir un ejemplar lozano, de intenso color verde y bien proporcionado. Las ramas deberán ser abundantes y la forma piramidal.
¿Cuál es la especie más
apropiada’.’
Realmente lo son todas. I’al vez el más utilizado sea el abeto rojo (Picea abies) por su bella forma y su resistencia.
¿Qué hacer en casa?
Una vez en el hogar hay que plantarlo en un recipiente espacioso para evitar que las raíces sufran. Primero se llena el tiesto hasta una tercera parte con tierra de jardín o con una mezcla de tierra franca y arena. A continuación, se quita con sumo cuidado la arpillera o se
saca del tiesto sujetándolo con una mano por la base y golpeando con la otra el recipiente, introduciéndolo después en el nuevo receptáculo. Más tarde se llena el resto con más tierra, apelmazándola bien para evitar que el árbol se mueva.
¿Dónde emplazarlo?
Para prolongar la vida del árbol es necesario compaginar nuestras necesidades estéticas con sus necesidades vitales. Para empezar el árbol necesita luz, así que habrá que emplazarlo cerca de una ventana. También se resentirá con el calor, por lo que si es posible se le situará lejos de la calefacción. Un par de riegos durante las fiestas, evitará que se seque.
¿Y después de las fiestas?
Después de las Navidades se puede plantar el árbol en el jardín o dejarlo en su recipiente el resto del año. Esta última solución es la menos apropiada, pues en tiempo caluroso los macetones se secan más rápidamente que la tierra libre.
SÍ se opta por emplazarlo en el jardín conviene elegir un lugar soleado y abrigado, en donde se cavará un hoyo lo bastante grande como para que quepan las raíces sin apretarlas. A continuación hay que sacar el árbol del tiesto e introducirlo en el centro del hoyo, cubriéndolo después con tierra dispuesta en forma de un pequeño montículo a su alrededor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.