Saltar al contenido

Cuidados de las Crasuláceas

Cultivo y mantenimiento de la familia Crassulaceae

Para cultivar y poder dar los cuidados y mantenimientos adecuados a esta gran familia de plantas debemos conocer ciertos aspectos relacionados a su naturaleza y cualidades.

Si lo desea, antes de comenzar con esta Guia de cuidados, puede echar un vistazo a la Ficha Botánica de las Crasuláceas

La información e indicaciones que aquí se exponenen son aplicables a todos los géneros, especies, subespecies, variedades, cultivares e hibridos de esta familia.

El primer paso es conocer cuál es el lugar apropiado donde estas plantas se podrán desarrollar satisfactoriamente.

Características de adaptabilidad

  • Se puede cultivar en maceta o suelo directo.
  • Se utilizan principalmente como plantas de exterior en sectores de mayor luminosidad solar. Aunque ciertos ejemplares pequeños se adaptan fácilmente en interiores con acceso de luz natural.
  • Se desarrollan satisfactoriamente tanto en  sol directo como en sombra. Siempre que no haya un lugar cercano más luminoso.

Los géneros y especies de esta familia de plantas son muy fáciles de cultivar y poseen una gran adaptabilidad a diferentes espacios, debido a que son plantas muy duras y resistentes.

Cuidados generales para todos los géneros y especies de crasuláceas

Los cuidados que requieren las crasuláceas son mínimos, pero respetando ciertos aspectos como el nivel de riego  el sustrato podemos lograr ejemplares de aspectos más saludables y estéticos.

Tolerancia

Al ser plantas suculentas, pueden someterse a altas temperaturas y exposición al sol directo, ya que estos climas son propios de esta familia, pero a su vez, estas crasas pueden soportar climas adversos, incluyenetendo lluvias persistentes, periodos de mucha humedad y temperaturas bajas o incluso heladas de hasta -2 °C (2 grados bajo cero).

Suceptibilidades

No obstante, ciertas eventualidades pueden provocar problemas en su salud o desarrollo, como ser un riego inadecuado, la falta de luz natural y la escasez o exceso de nutrientes.

Suelo y niveles de riego.

El suelo debe ser esponjoso aireado y garantizar un buen drenaje.

Estas plantas poseen raíces muy ligeras por lo que hay que evitar que la tierra se compacte para permitir el correcto desarrollo de las mismas.

A su vez la acumulación de agua en el suelo puede provocar que las raíces se pudran y la planta enferme o muera.

Por otro lado, el exceso de agua o la humedad permanente en el sustrato, tienden a detener su crecimiento o puede que los órganos suculentos dejen de almacenar agua.

Preparación del sustrato

Para lograr el sustrato adecuado que otorgue las garantías mencionadas, se debe aplicar 80% de tierra fértil (o 40% de humus y 40% de tierra) y 20% de perlita o vermiculita.

PH: el nivel ideal del pH del suelo debe ser ligéramente ácido; entre 5.5 y 6.5.

Si se desea prolongar el riego se puede añadir un 5% de turba al sustrato para mantener la humedad del mismo por más tiempo. Ideal cuando reciben escasos mantenimientos.

Para más detalles vea la Guia para la elaboración de sustrato para suculentas

Forma y niveles de riego adecuados

Si bien el nivel de agua que estas plantas necesitan es vital para su conservación, la atención al riego no solo se reduce a cuidar la cantidad de agua que aplicamos, sino que también es importante el modo en que se riega y la dotación de agua entre riego y riego.

Los riegos deben ser de moderado a escaso. Un punto medio e ideal sería regar cuando el sustrato se encuentre casi seco o seco.

En Cada riego se deben evitar el encharcamientos.

Debemos prestar especial atención a no mojar demasiado las hojas a fin de evitar la aparición de hongos u otras plagas o enfermedades.

Plagas y enfermedades que pueden afectar a las crasuláceas

Estas plantas crasas pueden presentar 3 problemas más frecuentes

1. Hongos

Si nota que su planta ha contraído hongos, seguramente la acumulación de humedad o gotas de agua en sus hojas han sido la causa.

Ver Cómo quitar los hongos en las suculentas

2. Hojas negras

Cuando las hojas se ponen negras sin ser esto una característica de la coloración de la especie, debe tomar ciertos recaudos.

Esta enfermedad puede afectar a distintos tipos de plantas suculentas dentro y fuera de esta familia. Por tal razón hemos desarrollado una Guía general aplicable a toda la diversidad de plantas suculentas que puede ver detalladamente en Hojas negras en las suculentas.

3. Etiolación

La etiolación es cuando los tallos de la planta se estiran y se tuercen en una dirección. Esto se produce porque la planta busca la luz solar. Para evitar la etiolación siga los pasos que se indican en Cómo evitar la etiolación en plantas suculentas

Otros cuidados generales para plantas suculentas

Puede ver más cuidados que involucran a todas las suculentas en Cómo cuidar de las plantas suculentas

Reproducción

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies