Saltar al contenido

Cuidados de orquídeas terrestres

Mantenimiento de orquídeas en tierra y maceta.

Las orquídeas de suelo, tanto terrestre como semiterrestres, demandan más nutrientes y agua que las epifitas por lo que el sustrato debe tener proporciones de NPK (nitrógeno, fósforo potasio) en mayores propociones y los riegos deben ser más generosos.

Sin embargo, los tratamientos también dependerán de dónde plantemos las orquídeas terrestres, es decir en suelo directo, sea un jardín o espacio verde en general o si la vamos a ubicar en una maceta o tiesto.

Cuidados de Orquídeas en tierra

Exposición y clima

Si plantamos orquídeas terrestres en un jardín o espacio verde los primero que tenemos que hacer es determinar el lugar a fin de darle la exposición de luz y clima adecuados.

En general las orquídeas son de climas cálidos aunque algunos géneros y especies pueden tolerar las bajas temperaturas mientras que producen mucho tiempo y no sean inferiores a los 5 °C.

En cuando a la exposición se desarrollan satisfactoriamente en media sombra o incluso sombra, más que en sol directo.

Una buena opción podría se ubicarlas en un sitio que reciban solo algunas horas de sol directo de la primera mañana.

Sustrato y fertilización

El sustrato siempre debe ser esponjoso y con buen drenaje. Las proporciones de NPK deben ser equilibradas y de bajo porcentaje, es decir, en dosis moderadas. Hay que considerar que el suelo por si mismo mantiene un cierto nivel de nutrientes, en situaciones normales. Por esto se recomienda medir el nivel de ph del suelo, y las propiedades de la tierra a fin de establecer si es conveniente añadir fertilizante o no.

Sustrato para orquídeas terrestres y semiterrestres
  • Cinco partes de corteza de pino.
  • Una parte de turba blanca.
  • Una parte de carbón vegetal.
  • Una parte de vermiculita.
  • 2 gramos de cal ácida por litro.

Riego

Los niveles de riego no deben pudrir las raíces, por lo tanto no se debe encharcar la tierra entre riego y riego ni tampoco dejar que el sustrato se seque. Un punto ideal es hacerlo una vez por semana en invierno y de 2 a 3 veces en verano siempre que sea necesario. Si la tierra está húmeda en el momento de regar, es preferible esperar que se absorva antes sobrecargar de agua la tierra.

Cuidados de Orquídeas en maceta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies