Cuidados de Orquídeas Epífitas

Mantenimiento de orquídeas trepadoras y colgantes.

Las orquídeas epífitas, vulgarmente llamadas orquídeas colgantes o trepadoras, como lo indica el término; «Epífita» son las que se desarrollan sobre otro vegetal, generalmente árboles. En este ámbito el suministro de agua, humedad y nutrientes que reciben son más escasos que en el caso de las orquídeas terrestres.

QR Code

Antes de comenzar con esta guía es importante que te asegures que tu orquídea es epífita y no terrestre. Para esto debes identificar tu orquídea, puedes hacerlo con una aplicación para identificar plantas desde AQUí

Si tu orquídea es tierra conoce los cuidados y tratamientos específicos en Cuidados de Orquídeas terrestres

Cultivo de orquídeas epífitas paso a paso

Sustrato

La preparación del sustrato debe asemejarse al del hábitat donde estas especies se desarrollan naturalmente.

Intuitivamente podemos deducir que la intensidad de nutrientres son más ligeros que en el caso de las orquídeas terrestres. A su vez, las raíces se encuentran más distendidas, por lo que debemos procurar que el preparado no se compacte.

Para tal fin existen diversos componentes que debemos proporcionar en su justa medida, para poder lograr una consistencia esponjosa con buen drenaje y que evite el atactamiento y posible acumulación de agua.

Conoce más variables y opciones para preparar Sustratos para Orquídeas Aquí

Componentes para el sustrato de orquídeas epífitas

Las orquídeas epífitas necesitan un sustrato formado por 2/5 de musgo, 1/5 de turba fribrosa, 1/5 de raíces de osmunda y 1/5 de trozos de madera vieja del tamaño de una nuez.

Cuidados y mantenimiento

Una vez ubicada la orquídea en el sitio con el sustrato adecuado las tareas de mantenimiento radican en la atención y control que su desarrollo se desempeñe correctamente. Las amenazas que pueden recibir estas orquídeas son la falta de agua y de nutrientes.

Si el sustrato fue preparado según las indicaciones, los escasos de agua se escurrirán naturalmente.

Fertilización

En cuanto a los nutrientes, debemos ser cuidadosos de no excedernos en cantidad. Lo más recomendable es comprar fertilizante para orquídeas epifitas y suministrarla segun las indicaciones de la etiqueta, ya que existen diferentes tipos y presentaciones, con modos de aplicación diferentes.

Riego

Los riegos varían según el clima, la humedad y las lluvias. Lo mejor para controlar esto es supervisar que el sustrato no se reseque. Si el ambiente es muy humedo o si las lluvias son frecuentes, es posible que no se necesite añadir agua manualmente.

Conoce el ABC de las orquídeas en Las Orquídeas de 0 a 100

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *