Introducción a la Botánica Medicinal

CULINARIOS

Las especias o hierbas aromáticas constituyen un recurso muy útil en la cocina porque permiten elaborar platos más sabrosos y saludables. Para conseguir aumentar el sabor o la fragancia de las comidas es necesario conocer bien
las características de las especias de manera que combinen bien. Desde un punto de vista culinario se distinguen los siguientes tipos de especias o hierbas aromáticas:
e Especias Base: se pueden utilizar para todo tipo de verduras, sopas, salsas, rellenos, arroz, hongos, patatas y
todas las legumbres. Entre ellas; ajo, cebolla, coriandro, tomillo, albahaca, orégano…
e Especias Suaves o Dulces: para dar sabor y aroma a preparados dulces (galletas, bizcochos, mermeladas, macedonias…). Pueden ser; anís, hinojo, vainilla, clavo, canela, cardamomo…
е Especias Fuertes o Ásperas: como condimento de carnes, pescados, verduras, legumbres, sopas, hongos o patatas. Pimienta negra, ajo, cebolla, apio, comino, clavo, perejil, salvia, romero, melisa, laurel, eneldo, mostaza, cúrcuma, nuez moscada…
e Especias de Relleno: se utilizan en pequeñas cantidades para sazonar platos de los grupos anteriores. Como el
jengibre, clavo, hinojo, cardamomo, nuez moscada.

FITOCOSMÉTICA – Es el uso de los principios activos de las plantas рага е! cuidado у estética de la piel у el cabello. El uso de una o determinadas plantas viene determinado por su actividad fisiológica, que varía de unas plantas a otras. Las propiedades dermatológicas de las plantas son muy variadas; tonificantes, astringentes, antiinflamatorias, antisépticas,
cicatrizantes, detergentes, suavizantes, calmantes, emolientes, descongestionantes, refrescantes…
Es necesario y de vital importancia realizar preparados fitocosméticos sin compuestos químicos, sobre todo sintéticos, уа que serán absorbidos al interior del cuerpo y llegarán al torrente sanguíneo en cuestión de segundos. De ahí la importancia de que realicemos o utilicemos productos procedentes de materias primas naturales de origen ecológico o biológico, libres de pesticidas, abonos químicos, y demás toxinas dañinas para la salud y el equilibrio del individuo.

REMEDIOS CASEROS – En la preparación casera de remedios а base de plantas se utilizan disolventes, como agua, alcohol у vino. Los dos últimos métodos de extracción aprovechan las propiedades alcohólicas del disolvente para extraer los principios
activos no solubles en agua que contienen las plantas. Por su naturaleza se conservan durante largos periodos de tiempo, que van desde los 3 a los 5 años.
Entre los preparados más habituales están las infusiones, decocciones, vinos medicinales, extractos y tinturas, enjuagues y gargarismos, cataplasmas, mascarillas, baños de vapor, inhalaciones, compresas, baños terapéuticos, maniluvios y pediluvios,
maceraciones frías y calientes…
A continuación veremos en detalle algunos preparados

INFUSIÓN – Es la forma más popular y clásica de extracción de principios activos. Las dosis generales aproximadamente son де 10 де planta por cada 10 de agua. Colocamos la planta o mezcla de plantas en un recipiente sin agua. Ponemos agua a Calentar, llevándola hasta el punto de ebullición. Cuando comienza a hervir, con el fin de que no se concentren partículas, la retiramos del fuego y la vertemos sobre la/s planta/s. La tapamos ¡inmediatamente y dejamos reposar entre 10 y 15 minutos, con el fin de que se disuelvan todos los principios activos. Las sustancias extraídas mediante este procedimiento son
hidrosolubles. Indicadas para los órganos de la planta, como flores, hojas y tallos verdes.
DECOCCIÓN – Es la extracción en agua de determinadas partes. Utilizamos 1 parte de planta por cada 10 de agua., salvo en el caso de las plantas con alto contenido en mucílagos, que será de 1 parte de planta por cada 20 de agua. Colocamos la/s planta/s en un recipiente con agua fría y calentamos a fuego medio, dejándola cocer entre 3 y 5 minutos. Después tapamos y
dejamos reposar entre 10 y 15 minutos. En decocción tallos, cortezas, raíces y frutos.

MACERACIÓN FRÍA – Para las flores y las hojas dejamos en un recipiente la cantidad de planta necesaria cubierta de agua
durante 12 horas. En el caso de tallos y raíces durante 24 horas. En ambos casos procuraremos dejar el recipiente bien tapado y resguardado de la luz solar. La tomamos a temperatura ambiente.
MACERACIÓN CALIENTE – Igual que en el caso de maceración fría, pero manteniendo el agua caliente sin que llegue a
hervir. Con algunas raíces, cortezas y tallos es recomendable dejarlas antes en maceración fría.

CATAPLASMA – Consiste en el tratamiento tópico de preparaciones vegetales en forma de pasta, espesa y húmeda, envueltas
en una tela, caliente o tibia, aplicadas sobre la parte del cuerpo afectada, con efecto emoliente, calmante y antiinflamatorio.
Las cataplasmas ablandan la piel dilatando los poros, para que absorban los principios terapéuticos incorporados. Se prepara la infusión o decocción según las indicaciones precisas de las plantas que vayamos a utilizar. Una vez preparada y estando bien caliente, sin colarla, empapamos un paño de tejido natural, de algodón o lino, y lo aplicamos lo más caliente posible sobre la zona a tratar.

En el caso de aplicación tibia se deja enfriar una vez empapado el tejido, como es el caso de inflamaciones donde hay mucho calor o cuando hay fiebre excesiva. Para la aplicación sobre heridas, llagas, úlceras, abscesos…, colamos el preparado y
colocamos en el interior del paño los restos de las plantas, sin que estén en contacto con la herida.
EXTRACTO – Es una concentración obtenida mediante maceración en determinados líquidos, como agua, alcohol, glicerina vegetal, etc. De consistencia líquida, densa, fluida o seca. Los extractos líquidos son ligeramente espesos y los fluidos tienen
una consistencia similar a la miel fresca.
TINTURA – Es el método de extracción de los principios activos a través de la maceración en alcohol o vinagre de manzana
durante varios días (entre 15 y 30 aproximadamente). Se colocan las hierbas en un recipiente de vidrio oscuro y se cubren con alcohol. Se guardan en lugar cálido y alejado de la luz solar. Se remueve con pequeñas sacudidas todos los días.

АКАВЕ – Son líquidos muy concentrados а Базе де extractos, miel o azúcar integral де caña у agua. Se hacen а Базе де
cocciones mezcladas con jugos de plantas y frutas. Galeno decía “que no sólo sirve la miel para la conservación, sino que ayuda por su propia virtud; la cual ayudará también en los jarabes, laxando y haciendo mover el vientre, y halagando al paladar con su dulzor”.
ENJUAGUE – Es un preparado a partir de plantas de uso interno y externo. Su uso interno para combatir llagas, afecciones
bacterianas y microorganismos bucales, y, su uso externo para aplicaciones en el cabello, para restaurar el equilibrio adecuado del ph, tomando un aspecto sano y brillante.
DENTÍFRICOS – Preparados para mantener una buena salud tanto dental como bucal, libre de microorganismos. La placa
bacteriana dental está formada por la saliva junto con restos de bacterias muertas e hidratos de carbono complejos, que las propias bacterias producen a partir de los azúcares de la comida, creando un medio ácido que ataca el esmalte y la dentina denta.

CREMA – Es una mezcla de agua y aceite con un emulsionante para conseguir una textura homogénea. Se puede preparar de varias maneras. Consta de 3 fases principales, la primera, la fase acuosa, engloba los líquidos solubles en agua, la segunda, la fase oleosa, está formada por aceites, mantecas y ceras, y, la tercera y última, la fase emulsionante, fusiona las dos fases
dando estabilidad a la mezcla.

COMPONENTES DE LAS CREMAS MEDICINALES A BASE DE PLANTAS


Fase Acuosa: formada por los ingredientes solubles en agua. De acuerdo al tipo de emulsión, pueden ser emulsiones agua en aceite o aceite en agua. Las emulsiones agua en aceite, el agua forma pequeñas partículas que se dispersan en el aceite. La cantidad de agua es la misma que la de aceite, aunque por regla general se pone menos. Son cremas muy nutritivas para pieles secas o muy deshidratadas. Las emulsiones aceite en agua tienen mayor cantidad de agua que de aceite. Es el tipo de crema más comdn y su consistencia depende del porcentaje de agua, así como del emulgente utilizado.
Fase Oleosa: formada por los aceites y las grasas. Según la proporción de grasas la crema será más o menos rica. Emulgente: de él depende la estabilidad de la crema. La más utilizada es la “cera lanette”. El emulgente influye en la textura de la crema según su proporción. Una proporción baja (aprox 499 dará una textura muy Пашда y ligera, como una leche corporal, mientras que un porcentaje más alto (aprox 8% dará una crema más compacta.
Aditivos y Activos: momento donde se añaden a la crema extractos, tinturas, activos cosméticos, arcillas, aceite
esenciales, fragancias, etc…
. Conservante: imprescindible en cualquier emulsión con fase acuosa, para evitar el crecimiento de microorganismo. Por
regla general entre el 0,5- 1%
UNGUENTO – Es un preparado para aplicaciones externas sobre la epidermis. La droga activa tiene como soporte aceite para
darle consistencia. Está constituido por grasas o sustancias con similares características que presenten aspecto semisólido a

El preparado se ablanda a la temperatura del cuerpo y permite su absorción por la piel. Antiguamente se usaba para
embalsamar cadáveres. Para prepara un ungüento se cocinan las plantas que vayamos a utilizar en aceite, con cuidado de que
no lleguen a hervir, y sin parar de remover. Después se tapa y se deja enfriar durante toda la noche. A la mañana se calienta
de nuevo y se cuela a través de un lienzo y se envasa en vasijas de cristal o de cerámica.

Botiquín Casero básico de plantas medicinales

Estas son las plantas medicinales fundamentales para los usos cotidianos que no pueden faltar en el hogar si practicas el uso de las plantas curativas

Las Plantas Medicinales de 0 a 100

Catálogo de Plantas Medicinales con Usos y Propiedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.