Identificación de Plantas Medicinales

El ABC de las Plantas Medicinales

Catálogo de Plantas Medicinales

En este artículo hablaremos de un modo análítico y profundo acerca de cómo identificar plantas medicinales. Si buscas saber el nombre de una planta medicinal rápidamente te sugerimos usar la Aplicación para identificar plantas AQUÍ

IDENTIFICACIÓN
La clave para encontrar una especie determinada es conocer su hábitat, las condiciones ambientales que resultan más favorables para зи desarrollo. Cada Про де planta prospera únicamente еп los lugares que pueden proporcionarle las
condiciones particulares que requiere para su crecimiento.
En conjunto, las plantas son muy adaptables. Hay pocas regiones en la Tierra que carezca totalmente de vegetación. A través del tiempo algunas especies han evolucionado desarrollando la capacidad de colonizar los hábitats más inhóspitos. Por ejemplo, en el desierto se encuentran plantas que sobreviven gracias a un sistema de raíces extenso y profundo, que alcanza
los mantos subterráneos de agua.
En general, conviene recolectar plantas medicinales silvestres cuando estén en pleno crecimiento y sean abundantes. Es posible que una misma especie varíe su poder medicinal según la región donde se encuentre y donde crezca, la etapa de su
crecimiento en que se encuentre y la época del año en que se recolecte.
Para llegar a conocer bien las plantas el método más directo es la confección de un herbario, es decir, una colección de plantas silvestres o cultivadas, o partes de ellas, que se prensan y desecan a fin de montarlas en un álbum que sirve de
referencia permanente.
Cuando se recolectan plantas hay que tener cuidado de no maltratar las que crecen a su alrededor y estar seguros de que no se encuentra en peligro de extinción (árnica, manzanilla de Sierra Nevada). Y, aunque haya en el campo gran abundancia de
alguna planta, hay que recoger sólo los ejemplares necesarios, para evitar que el medio ambiente se deteriore a largo plazo.

Es importante entrenar la pituitaria para reconocer y disfrutar de los aromas de las plantas. Aquí сорга especial importancia е! uso de la aromaterapia con fines terapéuticos, ya que un cambio en una nota del aceite nos hará diferenciar la calidad el mismo. Por ejemplo, para distinguir una lavanda de un lavandín, que aunque son plantas de la misma familia, tienen distintos matices tanto en su aroma como en sus propiedades.
Cuando llega la primavera y las plantas empiezan a enseñar sus pequeños brotes y poco a poco van floreciendo, al amanecer y comienzo del día, un paseo por el campo puede ser muy reconstituyente por la gran variedad de olores y colores que se puedan encontrar.
Para tocar una planta o un árbol hay que dirigirse a ella con cuidado y respeto, tratando de no ser bruscos para no dañar ninguna de sus partes. Un buen ejercicio puede ser intentar “sentir” lo que cada planta nos dice, que nos sugiere, que nos hace sentir. No es lo mismo tocar una margarita o una amapola, flores delicadas, que tocar un roble, un árbol fuerte y vigoroso.

Plantas de Manzanilla y Amapola

La recolección еs el proceso mediante el cual se obtiene la parte de la planta que vа а ser utilizada. Esta parte se separa de la planta еп el mismo momento de la recolección o se corta una parte de la planta y después se separa la parte de interés.
Hay 2 tipos de recolección, la recolección silvestre y la recolección de cultivos. La recolección se puede realizar de forma manual, semimanual y mecánica. En nuestro caso nos vamos a centrar en la recolección manual.
La recolección de las plantas debe realizarse en momentos precisos, que pueden variar en función de cada especie. Suelen coincidir con el periodo de floración o inmediatamente anterior. El momento del día es importante a la hora de la recolección,
ya que la planta debe encontrarse sin la humedad de la noche y recolectarse antes de las horas más calurosas.
El momento óptimo para la recolección está relacionado con la parte de la planta que se quiere aprovechar y es el factor clave
para conseguir la calidad y riqueza deseada de principios activos.
Como norma general, algunas pautas para la recolección y recogida de plantas medicinales y aromáticas; e Las hojas cuando son jóvenes, cuando están completamente desarrolladas, justo al inicio de la floración. e Las flores cuando están abiertas del todo, pero aún siguen frescas. е Los frutos se recogen maduros. e Las raíces cuando se encuentran totalmente desarrolladas y vigorosas. e |а corteza se recoge de las ramas jóvenes.
e La hierba completa al principio de la floración.

El periodo de recolección comienza еп abril – mayo y se puede alargar hasta е! mes де octubre. De algunas especies se realizan hasta 3 y 4 cortas por temporada (tomillo, menta) mientras que otras sólo aportan 1 ó 2 (lavanda, hipérico). El
momento óptimo.
El secado debe realizarse siempre a la sombra, en un lugar bien ventilado, al abrigo del polvo y la humedad, extendiendo la planta sobre una superficie limpia y seca. Se puede utilizar papel secante o un paño de algodón o lino para aislar la planta de la superficie. Cualquier procedimiento de secado es válido siempre que se eviten materiales que no dejen transpirar a la
planta.
Hay que procurar que la planta quede bien dispersa, sin amontonamientos, y removerla diariamente, procediendo al almacenado en cuanto se encuentre seca. Y, muy importante, asegurarse de que no contiene parásitos en este momento. Así
aseguramos la efectividad de los principios activos en el tratamiento terapéutico.
La conservación debe hacerse en lugares secos y limpios, sin refrigeración, bajo la sombra y que no estén expuestas a las radiaciones solares directas. La excesiva humedad es causa del deterioro progresivo de las plantas medicinales. Los envases para el almacenamiento más recomendables son de vidrio y de cerámica, opacos y cerrados. En el caso del almacenamiento en grandes cantidades se pueden utilizar sacos que tengan las mismas propiedades para la protección. Bajo estas condiciones pueden tener una vida útil de un año e incluso más. En cualquier caso, la pérdida de sus caracteristicas y propiedades se puede apreciar por el cambio de aroma o de sabor en comparación con el habitual. En este caso es mejor utilizarlas para la
limpieza o desecharlas y adquirir nuevas muestras.
Siempre hay que indicar en el envase; parte de la planta, lugar de recogida y fecha de envasado.

Introducción a la Botánica Medicinal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.